(semisquare-x3)
(GFR Media)

La Cámara de Representantes aprobó en la sesión legislativa de hoy, en votación de 32-16, un proyecto que le permitiría a empresas anunciar en los predios de un plantel escolar sus productos o servicios.

La minoría votó en contra de la medida, excepto el popular Ángel Matos García. Todos los representantes del Partido Nuevo Progresista presentes votaron a favor.

Se contemplan ciertas prohibiciones como material que lacere la ética y moral, la promoción de una religión, algún ideal de corte político o el consumo o uso de alcohol, cannabis, bebidas energizantes, armas de fuego, productos de naturaleza sexual, cáñamo industrial o cualquier otro criterio que entienda el Departamento de Educación.

La publicidad sería colocada en lo que se conoce como espacios designados, entiéndase dentro del predio escolar como el estacionamiento, el patio y el jardín. Se eliminó con una enmienda la posibilidad para que la publicidad fuera colocada en los salones de clases, las áreas recreativas, los pasillos y las áreas verdes.

La empresa que llegue a un acuerdo con el Departamento de Educación repagará al sistema educativa por el espacio publicitario con la compra de materiales, artefactos electrónicos, apropiados para la enseñanza o “cualquier otro bien mueble que mejore y optimice la experiencia educativa en la escuela”, reza la medida, el Proyecto de la Cámara 1154 de los representantes Joel Franqui y José “Che” Pérez Cordero.

Al oponerse a la medida, el representante popular Luis Vega Ramos planteó que la iniciativa podría provocar “peligros muy grandes a la población estudiantil”.

“Se han presentado enmiendas, pero tengo que señalar que las enmiendas son insuficientes al no dar una coraza adecuada al proceso educativo”, dijo al asumir un turno en la sesión legislativa de hoy.

“El mal de fondo es que estos acuerdos que permite el intercambio publicitario plantean una relación transaccional, de negocios, a cambio de que se invierta en algunas cosas en el proceso educativo. Yo darte un beneficio comercial para promover productos, bienes y servicios. Lo que permitiría eso es que la compañía que sea pueda vender en el entorno de la comunidad escolar el producto de su predilección”.

Franqui defendió la medida indicando que la medida servirá para facilitar el mantenimiento y optimización de los predios escolares.

“El acuerdo permitirá que las entidades adquieran materiales, artefactos electrónicos, diferentes equipos para la enseñanza, que puede incluir los que se usan en las clases de laboratorio y cursos como robótica, y cualquier otro bien mueble que mejore y optimice la experiencia educativa en la escuela. Además, deben establecer un plan de mejoras y mantenimiento a la infraestructura de la escuela. En ninguna instancia podrá afectar la facultad y prerrogativa para la implementación de política pública del Departamento de Educación”, explicó Franqui. 


💬Ver 0 comentarios