Se proyecta una reducción en el costo de energía eléctrica en Puerto Rico, como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Después de un colapso inicial significativo, los recaudos en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) han aumentado a medida que avanzan los días bajo el “lockdown” o cierre de emergencia decretado por el gobierno para frenar los contagios de COVID-19 en la isla.

El director ejecutivo de la corporación pública, José Ortiz, precisó que, de una cobranza de 47% registrada durante la primera semana del “lockdown”, ahora están en 86%.

En la AEE, el estándar de cobro es de 96%.

“Lo proyectado para la semana del 13 al 21 de abril eran $82.9 millones y se cobraron $71.3 millones. Casi se ha duplicado el pago de lo llegó la primera semana”, dijo Ortiz a El Nuevo Día.

“La gente está pagando. Interesantemente, los más que están pagando son las cuentas residenciales”, agregó.

Los clientes comerciales e industriales exhiben mayor morosidad. En entrevistas anteriores, Ortiz ha atribuido esto a que, posiblemente, cambiaron su forma de operar, de presencial a remoto, y pudieron retrasarse en sus pagos.

“Pero la expectativa de pago se ha cumplido. Todo el mundo quiere mantener su servicio eléctrico. No hubiésemos podido seguir operando con una cobranza de 47%”, expuso.

En cuanto a la liquidez o “cash flow” en la AEE, Ortiz mencionó que, cuando se decretó el “lockdown” el 15 de marzo, había $440 millones en la caja. Ahora, el balance está en $393.7 millones.

“Se ha reducido, pero no ha sido demasiado, y ya les pagamos a (las cogeneradoras) EcoEléctrica y AES (Puerto Rico), lo que nos ayuda demasiado. Estamos bastante bien en ‘cash flow’, porque la gente ha seguido pagando bastante… más de lo que se esperaba”, dijo.

Indicó, por otro lado, que se está trabajando un memorando de entendimiento con la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) para que el gobierno central le pague a la AEE la “deuda corriente” de las agencias, que asciende a $30 millones. Esa deuda cubre los meses de marzo, abril y mayo.

“El acuerdo se está trabajando todavía. No está aprobado, pero es lo que el gobierno quiere hacer. Fue una recomendación de la propia Aafaf para ayudarnos con la liquidez en estos meses”, explicó.

Como en otras ocasiones, Ortiz comentó que, si los recaudos no llegan a niveles aceptables, la AEE consideraría recurrir a una línea de crédito para costear sus gastos. Otra opción sobre la mesa es que la corporación pública sea incluida en una de las subvenciones o “grants” de asistencia del gobierno federal.


💬Ver 0 comentarios