Nino Correa, rescatista del Negociado de Manejo de Emergencias y Desastres. (GFR Media)

Ha pasado un mes desde que los cuatro hombres desaparecidos en la costa de Fajardo fueron vistos por última vez en el área de Villa Marina en este municipio.

Desde entonces, las autoridades se han mantenido actualizando las estrategias de búsqueda y rescate para dar con los individuos que iban a bordo de una embarcación Proline, color blanca, llamada “Wepa”.

Nino Correa, rescatista del Negociado para el Manejo de Emergenciasy Administración de Desastres (Nmead), explicó a El Nuevo Día que la investigación de la desaparición de los hombres permanece desde el 17 de agosto bajo el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo, quienes tendrán la responsabilidad de canalizar cualquier información que surja sobre el caso.

“Nosotros (Nmead) no somos los responsables directos en terminar una búsqueda, por eso se le pasa al investigador para que ellos nos digan a nosotros cualquier dato que trascienda”, detalló.

En caso de que, por ejemplo, una persona encuentre en la costa una posible pertenencia de uno de los hombres, el CIC será el responsable de acudir al lugar y, mediante una imagen, confirmar la relación con estos a través de la familia antes de activar el resto del protocolo. 

“Esto se hizo así por el bien psicológico de los familiares”, acotó el rescatista.

Correa estableció que en caso de que sea necesario, el personal del negociado se activaría.

La búsqueda de los sujetos identificados como Héctor Lino Méndez Rodríguez, Héctor Lino Méndez Maldonado, Javier “Nacho” Méndez Rodríguez y Víctor Goytía Rodríguez comenzó bajo la Guardia Costera, pero tras 72 horas de búsqueda sin éxito, el operativo pasó al Nmead.

Ante eso, la gobernadora Wanda Vázquez activó a la Guardia Nacional para que junto al negociado lideraran la búsqueda que se concentró en las islas y cayos que rodean a Puerto Rico, así como en las costas de República Dominicana y las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses, respectivamente.

Tras no tener éxito, el Nmead reajustó el operativo y activó un plan de monitoreo en los 44 municipios costeros de la isla que aún se mantiene en pie.

Correa reconoció que la búsqueda de los hombres “ha sido cuesta arriba”, puesto a que hasta el momento la única pertenencia de los náufragos que ha sido confirmada por las familias de estos es una sandalia que se localizó en la costa de Río Grande.

“Inclusive, hace poco fuimos a cayo Norte, cerca de la isla de Culebrita, donde había unas piezas que aparecieron con un salvavidas y pedazos de ‘foam’. Acudimos para tener la certeza que pudiera ser o no, pero lo descartamos”, indicó.

Correa reveló que el Nmead también recibió información de que los náufragos supuestamente estaban detenidos en una de las islas británicas al este de Puerto Rico, sin embargo, este dató resultó ser falso.

“Todo eso se confirmó y se verificó con sus nombres y edades, pues todas estas islas tienen la información y si sucediera algo compartirían la información con nosotros”, subrayó.

¿Qué efecto tuvo Dorian?

Entretanto, Correa dijo que las marejadas ciclónicas que se produjeron en el este de Puerto Rico por la cercanía del huracán Dorian no acercaron a la costa ninguna pista nueva sobre la desaparición de los sujetos.

Estas condiciones, por lo general, arrastran hasta la costa basura y otros objetos que caen al mar.

“Con todo el paso de estos sistemas no hay nada de información que nos haya llegado”, dijo.

Correa, sin embargo, dijo que el Nmead mantiene las líneas de comunicación abiertas con la República Dominicana, Cuba, Panamá y las Bahamas para que en caso de que localicen alguna pista relacionada a los desaparecidos contacten a las autoridades de Puerto Rico.

La familia se mantiene pendiente

Correa indicó que la familia de los desaparecidos se mantiene en comunicación constante con el gobierno para conocer qué ha ocurrido con la operación.

“A mí me han llamado en varias ocasiones, pasan dos o tres días y me llaman. Cuando pasó el huracán (Dorian) la hermana de uno de ellos me dijo que por favor no los olvidáramos”, confesó el rescatista.

Ante eso, el funcionario dijo que para el gobierno esta situación es prioridad, al punto de que la propia gobernadora se ha mantenido al pendiente del progreso de la búsqueda.

“Ella ha estado bien pendiente, nos preocupa porque no es fácil”, dijo.

Correa declinó hablar sobre las expectativas del personal del Nmead al tiempo que recalcó que no trabaja sobre especulaciones.

“Si aparece algo que arroje algún tipo de relación nos activaremos, pero todo hasta el momento ha sido negativo”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios