(horizontal-x3)
Para el periódico estadounidense, Puerto Rico necesita asistencia “generosa, urgente y de largo plazo”, y el gobierno de Estados Unidos entender que hacerlo es “su responsabilidad”. (Ramón “Tonito” Zayas)

Washington - La baja cifra oficial de muertes en Puerto Rico a causa del huracán María “refleja el desdén que ha permeado la respuesta” a la peor catástrofe ocurrida en la Isla durante el último siglo, según el diario The New York Times.

La catástrofe alcanzó el nivel de los huracanes Katrina y Sandy, otras dos tormentas que devastaron grandes regiones de EE.UU.. Pero la respuesta, como lo demostró recientemente un informe que estima que el número de muertos fue 70 veces más que el oficial, ha sido lenta e inadecuada”, agregó el periódico, en un editorial.

El diario reconoce que la distancia entre el continente estadounidense y Puerto Rico, la mala administración en la Isla y la quiebra fiscal pueden haber incidido en la lenta e ineficiente respuesta federal.

Por ejemplo, alude al escándalo del contrato con la empresa Whitefish y las restricciones que ha impuesto el Congreso debido a la desconfianza en torno a la administración de los fondos en Puerto Rico.

“Pero la razón principal ha sido la percepción en Washington, y especialmente en la Casa Blanca, de Puerto Rico como un territorio de segunda clase de los Estados Unidos donde la pobreza, las dificultades y un gobierno de mala calidad son aceptados como normas”, agregó el editorial.

En ese sentido, recordó cómo el presidente Donald Trump respondió a un tuit de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, imputándole a los puertorriqueños que “quieren que se haga todo por ellos”, o cuando dijo que en Puerto Rico no había ocurrido una catástrofe real como la causada por el huracán Katrina, que dejó sobre 1,800 muertes.

Mientras una investigación de la Universidad de Harvard y otras instituciones indica que las muertes a causa del huracán María pudieran alcanzar las 4,645 – el punto medio entre los 793 y los 8,498 muertes que calcula la encuesta hecha en 106 barrios de la Isla-, el conteo oficial del gobierno de Puerto Rico sigue siendo 64. Para el diario, lo "absurdo y condescendiente" de ese total, ha hecho necesario el estudio de Harvard.

“Puerto Rico ahora ha encargado su propio estudio. Pero el solo hecho de que el conteo oficial fuera tan obviamente incorrecto refleja el desdén que ha permeado la respuesta a María. Una cifra de muertos es una medida crítica de la escala de una catástrofe, que configura tanto la respuesta pública como la oficial. No se sabe cuántas vidas podrían haberse salvado si el gobierno federal hubiera estado enterado de la magnitud de las muertes en lugar de darse palmaditas en la espalda. Como dijo la  alcaldesa Cruz, aguda crítica de la respuesta de la administración Trump, en una entrevista en marzo, el huracán María abrió los ojos puertorriqueños ‘a nuestra inequidad y nuestra desigualdad’”, subrayó el editorial.

Para el periódico estadounidense, Puerto Rico necesita asistencia “generosa, urgente y de largo plazo”, y el gobierno de Estados Unidos entender que hacerlo es “su responsabilidad”.


💬Ver 0 comentarios