Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los vecinos de los barrios Magueyes y Quebrada de Barceloneta realizarán el próximo 10 de febrero una manifestación frente al centro comunal del sector conocido como Cruce Dávila en protesta por la construcción de un incinerador de basura por la compañía Sunbean Synergy.

La determinación de realizar una protesta surgió durante el foro comunitario del Comité Basura Cero en Barceloneta realizado ayer sábado en el que se discutió la propuesta incineración de basura en Barceloneta, su impacto,  alternativas de salud, ambiente y reciclaje.

Jazmín Arvelo, secretaria del Comité, dijo a Inter News Service (INS), que la protesta se llevará a cabo durante una actividad en que la empresa que quiere construir el incinerador realizarán unas charlas explicativas de cómo sería la quema de la basura. Así como escuchar las preocupaciones de la comunidad.

“Mientras tanto, nosotros vamos a estar realizando la protesta afuera comenzando a las 11:00 de la mañana para dejar saber nuestro sentir sobre la construcción de un incinerador. Esperamos una buena asistencia de las comunidades de Barceloneta y otros municipios”, dijo Arvelo a INS.

Sostuvo que durante el foro que se realizó ayer asistieron 140 personas, siendo el denominador común la preocupación por el incinerador y pusieron como alternativa el reciclaje.

“La mayoría de las personas querían conocer un poco más sobre el reciclaje. Existe una falta de orientación sobre el reciclaje. Además de que el municipio no tiene un sistema de reciclaje en las comunidades de pasar una vez al mes a recoger los materiales, que ayudaría mucho a evitar un gran volumen de basura en el vertedero”, dijo Arvelo.

Mientras tanto, Erik Amador, líder comunitario del barrio Magueyes, dijo a INS que el problema básico está en la falta de orientación por parte del municipio sobre el reciclaje, así como la entrega de los zafacones especiales y que no pasan por la comunidad a recogerlos.

“Es bien difícil para las personas del barrio tener que comprar un zafacón a un costo de 15 dólares para usarlo únicamente para el reciclaje y luego tener que llevarlo al vertedero”, comentó Amador.

Además, dijo Amador, aunque “el municipio quiera pasar por las comunidades a recoger el material reciclable, no lo puede hacer porque solo tiene un camión”.

Explicó que si el municipio o las agencias concernientes ayudarán, las comunidades podrían reciclar el material y de esa manera evitar el aumento en el volumen de basura en el vertedero.

“Hay que detener el proyecto, porque lo primero que hay que pensar es en la salud. Ya tenemos un ambiente contaminado, donde hay incidencias de cáncer, de problemas respiratorios y alérgicos”, dijo por su parte Arvelo.

Dijo que el foro contó con la participación de Amador, líder de la comunidad; Osvaldo Rosario, profesor de la Universidad de Puerto Rico, Carmen Ortiz, con temas relacionado a la salud y José Blasina, que habló sobre las alternativas al problema.


💬Ver 0 comentarios