El pequeño mamífero fue transportado al Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico. (Suministrada)

Una manatí de poco tiempo de vida fue rescatada esta mañana de un caño cerca del casco urbano de Loíza.

Ciudadanos avisaron a la Oficina de Manejo de Emergencias Municipales de la presencia del mamífero en el caño "El Shory", que discurre por debajo de la calle San Patricio.

"Tan pronto se hizo el avistamiento, nuestro personal de Manejo de Emergencias Municipal (OMME) atendió el caso y activó el protocolo de rigor", detalló la alcaldesa Julia Nazario Fuentes, en declaraciones escritas.

Por su parte, el director de la Oficina de Manejo de Emergencias Municipal de Loíza, Anquilino Pizarro, informó que de inmediato avisaron a un biólogo del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) que reside en Loíza, quien a su vez hizo las gestiones con la agencia.

"En lo que llegaban, el personal de Manejo de Emergencias se aseguraron de monitorearlo en lo que llegaban para que no se perdiera en el caño", explicó Pizarro.

Incluso, detuvieron el tránsito por la vía cercana, para evitar que la vibración del puente sobre caño asustara a la manatí. "Ese lugar está a dos cuadras de la Casa Alcaldía".

"Cuando llegaron, entraron al caño para sacarlo y se lo llevaron", agregó. "Estaba en buen estado. Era una bebé. Medía como tres pies de largo. Se veía súper bien".

Se informó que se trata de una hembra de unos tres pies de largo.

Sobre la razón para que llegara hasta allí, ya que los manatíes son de agua salada, Pizarro compartió opiniones de los que llegaron al lugar de que pudo haberse perdido después de entrar al Río Grande de Loíza.

"Lo que pasa es que ese caño es tributario del Río Grande de Loíza. Si entró desde la desembocadura del río y se perdió subiendo, puede ser que la corriente lo empujara al caño, porque ayer el nivel del agua subió cuando abrieron las puertas de (la represa) Carraízo", dijo Pizarro, quien dijo que en el pasado han encontrado caimanes en ese mismo caño.

La manatí fue transportada al Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico.

El doctor Antonio Mignucci, fundador de la Red Caribeña de Varamientos y director del Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, indicó que la esperaban para evaluar su condición.

En declaraciones escritas, Carla Rivera Pérez, coordinadora del Centro, expresó que la bebé manatí está físicamente activa.

Agregó que "respira bien, se nota que tiene apetito" y "aunque tiene algunas abrasiones, probablemente por la poca profundidad del caño, no parece ser grave".

El Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico, dirigido por la Red Caribeña de Varamientos y la Universidad Interamericana de Puerto Rico en Bayamón (UIPR), se dedica a la conservación de manatíes en peligro de extinción a través de programas de rescate y respuesta a varamientos, rehabilitación y cuidado veterinario, investigación poblacional y alcance comunitario en Puerto Rico y el Caribe.

En julio del 2013, se produjo un avistamiento de otra bebé manatí en la Pocita de Piñones. Fue bautizada como 'Yuisa' por el director del Centro, Mignucci, en honor a la cacica taína que gobernó en Loíza. En el caso de hoy, lo recomendable es esperar algunas dos semanas para asignarle un nombre al mamífero marino.


💬Ver 0 comentarios