(semisquare-x3)
Sin la nueva asignación de $600 millones que siguen pendientes en el Congreso, los beneficiarios del PAN comienzan a sentir este mes el golpe. (GFR Media)

Washington - Los 1.35 millones de beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) de Puerto Rico han comenzado a recibir un cheque de menor cuantía, que a algunos les representa un tercio de lo que recibían.

La reducción en beneficios es consecuencia de que al Departamento de la Familia se le agotaron el 28 de febrero los $1,270 millones en fondos de asistencia alimentaria asignados a Puerto Rico para atender la emergencia causada por el huracán María, indicó la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar.

Los fondos regulares del PAN, un dinero de “contingencia” y la reducción poblacional de los pasados 18 meses permitirán, sin embargo, mantener como beneficiarias a las cerca de 300,000 personas que fueron añadidas al programa cuando se flexibilizó la elegibilidad, luego que el Congreso asignó los $1,270 millones en fondos de emergencia.

Pero, sin la nueva asignación de $600 millones que el gobierno de Puerto Rico ha solicitado y siguen pendientes en el Congreso, los beneficiarios del PAN comienzan a sentir este mes el golpe, pues los pagos retornan al nivel que existía antes de asignarse los fondos para aliviar la emergencia que causó el huracán María, advirtió Andújar.

La secretaria de la Familia recalcó que, cuando las autoridades de la isla decían que el dinero de emergencia se agotaba en marzo, se referían a que no estaría disponible este mes. “Regresamos a las tablas originales. (La ayuda de emergencia) estaba destinada a que durara un año”, agregó.

El gobierno federal ha autorizado que permanezcan en el programa los que entraron al subirse el ingreso máximo elegible para el PAN después de la aprobación, en octubre de 2017, de los $1,270 millones. Pero eso significa que todo el mundo recibirá menos dinero en comparación con los pasados 12 meses.

Cuando el gobierno de Puerto Rico recibió los $1,270 millones en fondos de emergencia, acordó con el Departamento de Agricultura de EE.UU. subir a $2,033 mensuales el nivel máximo de ingresos para una familia acceder a la asistencia del PAN.

Por ejemplo, una familia de cuatro personas con un ingreso neto de $2,033 mensuales recibió $649 mensuales el último año, el mismo monto que en EE.UU. Ahora, el beneficio regresará a los $410 mensuales que correspondían antes de asignarse los $1,270 millones.

En el caso de un adulto mayor que vive solo, si recibió $194 mensuales el último año, este mes verá su cheque reducirse a $112. En Guam, donde -como en los estados de EE.UU.- se recibe el Programa de Asistencia Nutricional Suplementario(SNAP), ese adulto mayor obtiene $287.

Al mantenerse los más recientes niveles de elegibilidad -una fórmula entre el ingreso y la composición familiar, que toma en cuenta, por ejemplo, la edad de los dependientes y si hay personas discapacitadas-, una persona seguirá en el PAN si no gana más de $616 mensuales.

Antes de entrar en vigor la asistencia de emergencia, el ingreso máximo de un beneficiario tenía que ser de $233 mensuales. En EE.UU., el ingreso tope para una persona recibir beneficios del SNAP es de $1,005 mensuales.

El acceso al PAN depende del nivel de pobreza de la unidad familiar. En septiembre de 2017, el PAN otorgaba beneficios a 649,654 familias o 1.23 millones de personas. En febrero pasado, el total había aumentado a 771,091 familias y 1.35 millones de personas, incluidas las 167,192 familias o 299,08 personas que entraron al programa al elevarse los criterios de elegibilidad.

La espera por el Congreso

Aunque la Cámara baja, de mayoría demócrata, aprobó asignar los $600 millones adicionales en fondos de asistencia alimentaria para suplementar el programa del PAN -como parte de un proyecto para mitigar recientes desastres naturales-, la propuesta está detenida en el Senado.

“Tenemos que partir de la premisa de que el dinero adicional no nos ha sido adjudicado”, indicó Andújar, al confirmar los ajustes hechos este mes.

Los demócratas del Senado intentaron sin éxito, durante el cierre del gobierno federal, aprobar la medida cameral. Pero los republicanos derrotaron el proyecto.

Hace unos días, un grupo de republicanos del Senado presentó una medida para mitigar recientes desastres naturales, que incluye los $600 millones en asistencia alimentaria para la isla.

El senador Rick Scott (Florida), uno de los proponentes del proyecto republicano, dijo que siguen las conversaciones con el liderato del Senado. “Es ridículo cuánto tiempo toma que las cosas ocurran”, sostuvo Scott.

La semana pasada, senadores demócratas, encabezados por Robert Menéndez (Nueva Jersey), advirtieron al liderato del Congreso que hay otros asuntos sobre Puerto Rico en el proyecto aprobado en la Cámara baja que deben ser incluidos en cualquier medida para atender desastres naturales.

Junto a los $600 millones, la medida republicana del Senado acoge la asignación de $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de la ayuda nutricional de emergencia tras la catástrofe que generó el huracán María.

Pero los senadores demócratas recordaron, entre otras cosas, que la medida cameral incluye un lenguaje que permitiría revivir la dispensa a Puerto Rico en la aportación que requiere la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) para reembolsar el costo de medidas de emergencia, y $25 millones para la restauración del Caño Martín Peña.


💬Ver 0 comentarios