Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En la foto está Brock Long, administrador de FEMA en Puerto Rico. (horizontal-x3)
En la foto está Brock Long, administrador de FEMA en Puerto Rico. (GFR Media)

Este contenido es solo para subscriptores. 

El administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), Brock Long, así como coordinador de la agencia para Puerto Rico, Michael Byrne se defendieron de las críticas sobre supuesta ayuda insuficiente o trato desigual para la isla.

Los desastres son increíblemente frustrantes e increíblemente complejos. Creo que la gente olvida que FEMA nunca fue diseñado para que la gente tenga esperanza. No podemos recomponerte y hacer que tengas esperanza. Mucha de la asistencia que proveemos es para estabilizar tu asistencia y comenzar la recuperación”, afirmó Long, quien destacó que 7,000 puertorriqueños están siendo empleados por FEMA.

Durante una entrevista Long recordó que la pasada temporada de huracanes fue “histórica” para la isla al ser golpeado por dos huracanes: Irma y María.

En algún punto es más que FEMA lo que debe salir para ayudar. Dependemos de un gobierno y municipios fuertes en el futuro. También dependemos de vecinos ayudando a vecinos. Dependemos de organizaciones voluntarias para ayudar a la gente a volver sobre sus pies. Tiene que ser más que FEMA”, apuntó Long, quien hizo énfasis durante la entrevista en que enfatizó en el modelo de funcionamiento que rige la agencia federal ante un desastre.

Dijo que debe ser “localmente ejecutado, manejado por el Estado y apoyado a nivel federal”. Agregó que FEMA está  “poniendo todo lo que podemos en Puerto Rico”.

“Y eventualmente esperamos que  el modelo sea localmente ejecutado, manejado por el Estado y apoyado a nivel federal  y no de la otra forma. Hacia eso debe ir Puerto Rico”, puntualizó Long. 

Hasta el 19 de junio de 2018, FEMA había desembolsado más de $203 millones bajo el Programa de Asistencia Pública debido a los huracanes Irma y María, se informó. Mientras que hasta el 20 de junio el total de la Asistencia Individual aprobada por FEMA a causa de los dos ciclones ascendía a $1,340 millones.

Según ha trascendido, la asistencia económica individual que se ha repartido en Puerto Rico,en promedio, es inferior, y en algunos casos hasta tres veces menos, que la otorgada por FEMA a los afectados de ocho de los últimos once ciclones que azotaron los Estados Unidos.

Del mismo modo, menos del 1% de los damnificados por el huracán en Puerto Rico ha recibido los beneficios máximos provistos por FEMA. Estimados preliminares indican que el huracán destruyó 75,000 viviendas y afectó alrededor de 300,000 hogares. Esta última cifra equivale al 24% de las casas ocupadas en Puerto Rico.

Long insistió en que se espera que la isla reciba entre $40,000 millones y $50,000 millones en fondos federales para la recuperacióny el mejoramiento de la infraestructura.

“La pregunta real es cómo lo construimos para el futuro, construir para ser más resiliente”, dijo el administrador de FEMA.  

Hay una oportunidad increíble para que Puerto Rico entienda cuál es su meta, cómo quieren que luzca cinco años después como resultado de recibir miles de millones de dólares. Creo que es una oportunidad increíble”, agregó.  


💬Ver 0 comentarios