Ottmar Chávez dirige COR3, que fue creada en 2017. (Ramón “Tonito” Zayas)

Ante la eventualidad de un potencial cambio de gobierno, el director de la oficina que maneja los fondos de recuperación por el huracán María, Ottmar Chávez, trabaja en una propuesta de ley para dar permanencia a esta agencia y sus empleados.

La Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés) se creó mediante la orden ejecutiva 2017-065, con el propósito de manejar los $19,500 millones asignados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) a Puerto Rico para la recuperación luego del ciclón.

La existencia de esta estructura gubernamental -formada en octubre de 2017- se prolongaría durante un mínimo de ocho años, según los estimados de la administración en cuanto al período que demoraría la construcción de la infraestructura afectada por el ciclón.

Los más de 100 empleados que hay son empleados de confianza dentro de la Autoridad para las Alianzas Público-Privadas (AAPP). Como sabemos que los empleados son de libre remoción, si hay algún cambio de gobierno, puede haber cambios”, confirmó el director de COR3 en entrevista con El Nuevo Día.

“Lo que debe suceder con una agencia tan crítica, que va a manejar billones de dólares federales, es que haya una seguridad para los empleados y una continuidad de los servicios. Esa garantía no es tan solo para el pueblo de Puerto Rico, sino para el gobierno federal”, añadió.

La agencia está adscrita a la AAPP, y opera con alrededor de 125 empleados y casi 500 subcontratistas, quienes se encargan de describir los daños, definir el alcance de los trabajos, proponer un plan de mitigación de riesgos y estimar los costos de cada una de las obras de reconstrucción permanente bajo el Programa de Asistencia Pública, según requerido por las guías federales.

Con los $26 millones asignados para este año, COR3 tiene el presupuesto para reclutar hasta 400 empleados, indicó Chávez. Comenzará por reclutar entre 225 a 250 empleados primordialmente de entre los subcontratistas que ya están laborando en la recuperación. El restante grupo de subcontratistas se reclutaría posteriormente para formar parte del programa de mitigación.

“Es trabajo que hoy día hacen los contratistas que vamos a estar transfiriendo a empleados del Estado”, mencionó Chávez.

Argumentó que esto permitirá ahorros, así como una continuidad en los trabajos de recuperación a mediano plazo “más allá de lo que pueda aportar un contratista”.

El dinero para costear la contratación de empleados proviene de la partida de hasta 7% del monto total de la adjudicación por el desastre, que puede ser utilizado por los estados y territorios para los costos de administración.


💬Ver 0 comentarios