Al momento Ciencias Forenses no confrontan problemas de capacidad para guardar cadáveres.(GFR Media)

Desde que se declaró la emergencia sanitaria por el coronavirus, el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) ha realizado cinco pruebas post mortem de COVID-19 a cuatro mujeres y a un niño.

Ayer, recibieron otro caso de una fémina, de 73 años, residente del área metropolitana a quien, con toda probabilidad, se le realizaría la prueba para verificar contagio por esta enfermedad viral, indicó la comisionada del NCF, María Conte Miller.

Como norma, el NCF toma muestras nasofaríngea y orofaríngea.

“Hasta ahora hemos tomado muestra a cinco casos. De esos, tenemos dos resultados y son negativos. Estamos en espera de los otros resultados (de tres)”, dijo la comisionada.

Las dos pruebas que arrojaron negativo a COVID-19, son de una mujer de 51 años que falleció en su casa en Carolina y la otra prueba con resultado negativo fue realizada a una mujer de 47 años, residente de Guaynabo. Las pruebas se tomaron el 19 y 20 de marzo.

Están pendientes por confirmar la prueba efectuada, el 24 de marzo, a una mujer de 84 años vecina de Ceiba que tenía una sintomatología similar a esta nueva cepa del coronavirus, indicó la comisionada.

También se espera por lo que arroje la muestra tomada a una mujer de 72 años que falleció en el Hospital Cardiovascular. La prueba se le tomó el 24 de marzo en el Negociado.

Así también falta por corroborar la causa de muerte de un niño de 3 años y nueve meses a quien se le tomó la prueba el 25 de marzo. Según se había informado, este menor, que murió en su casa en Camuy, tenía condiciones genéticas, pulmonías recurrentes, dificultad respiratoria.

En uno de estos casos, el agente funerario se llevó el cuerpo el mismo día en que se le tomó la prueba. Los demás permanecieron en el NCF por uno o dos días, cuando fueron recogidos por la funeraria.

Conte Miller dijo que, al momento, no confrontan problemas de capacidad para guardar cadáveres.


💬Ver 0 comentarios