En Puerto Rico hay cerca de 1.2 millones de vehículos de motor, según el Censo (semisquare-x3)
En Puerto Rico hay cerca de 1.2 millones de vehículos de motor, según el Censo. (GFR Media)

La mayoría de los conductores en Puerto Rico han sido víctimas en algún momento de las pobres condiciones en las que se encuentran algunas vías del país cuando se explota una goma en la calle o cuando por culpa de un hoyo el tren delantero del vehículo se afecta.

Sin duda, este tipo de imprevistos hace un roto en el bolsillo de los ciudadanos, pero lo que muchos desconocen es que el gobierno puede responder por esos daños.

Aunque el proceso es largo y tedioso, el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) tiene un remedio administrativo vigente para las reclamaciones por hoyos en las carreteras estatales por los que podría pagar hasta $1,000.

El asesor legal de la agencia, Pedro de Jesús Román, explicó a El Nuevo Día que este remedio se nutre de un fondo especial del Departamento de Justicia diseñado por la Ley de Reclamaciones y Demandas contra el Estado que permite a los conductores reclamar los daños a su vehículo por hoyos en las vías estatales desde su aprobación hace 64 años.

Sin embargo, la cantidad de conductores que hace uso de este remedio es relativamente mínimo en comparación con la cantidad de ciudadanos que afrontan este tipo de situaciones a diario.

Datos del DTOP sostienen que en 2016 se presentaron 148 reclamaciones de este tipo ante la agencia, de las cuales se pagaron 117.

Mientras, en 2017, el mismo año en que pasó el ciclón por la isla, se registró un aumento de más de un 100% en las reclamaciones, de las cuales solo se pagaron 213.

Para el 2018, la cantidad de reclamaciones presentadas reflejó una disminución de 255 a 133.

Según la Encuesta de la Comunidad del Censo realizada durante 2013 y 2017, en Puerto Rico hay cerca de 1.2 millones de vehículos de motor residenciales.

De Jesús Román dijo que la agencia se ha encargado de que el proceso sea efectivo para los ciudadanos y rechazó que esté diseñado para que los ciudadanos no lo soliciten por la extensa documentación y evidencia que hay que presentar.

“Nosotros nos aseguramos de que el dinero que va a salir del fondo designado para estas reclamaciones no sea víctima de fraude. Es el mismo proceso que se hace en un seguro privado”, sostuvo el abogado.

Asimismo, detalló que el 90% de las reclamaciones que no se pagan son porque los conductores no entregan todos los documentos requeridos o no culminan el proceso. El pago podría demorar de tres semanas a dos meses.

El otro 10% de reclamaciones que se responden afirmativamente es porque presentan daños que el fondo no paga, indicó el asesor legal.

Igualmente, subrayó que por lo que más responde DTOP es por daños a las gomas, aros y al tren delantero de los vehículos.

Según el abogado, la agencia también ha respondido afirmativamente a reclamaciones por árboles ubicados en las carreteras que caen sobre los vehículos.

¿Cómo funciona?

Lo primero que un ciudadano debe hacer para poder acceder a este remedio administrativo es llenar una hoja de reclamación. El documento está disponible en una oficina regional del DTOP y en el sitio web de la agencia.

Esa hoja deberá estar notarizada por un abogado y acompañada de una querella realizada ante la Policía que se haya solicitado en menos de 24 horas luego del accidente y una fotografía de los daños al vehículo.

Igualmente, deberá presentar dos estimados de daños realizados por mecánicos autorizados, la licencia de conducir de la persona y la licencia del vehículo.

La agencia también tiene disponible un formulario para que los testigos, si hubo, hagan una declaración.

Todos estos documentos deberán presentarse ante una de las siete oficinas regionales de DTOP a través de la isla.

En San Juan este servicio está disponible en la oficina de Servicios al Ciudadano de la agencia en el Centro Gubernamental Minillas, en Santurce.

¿Hiciste el proceso? Cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios.


💬Ver 0 comentarios