Conte dirigió lo que antes se conocía como el Instituto de Ciencias Forenses entre 2009 al 2012. (Suministrada)

La designación de María Conte Miller como la nueva directora del Negociado de Ciencias Forenses ayudará a mejorar los atrasos que tiene la institución en la entrega de cadáveres.

Esa, al menos, es la opinión de varios médicos que entienden que la experiencia de la patóloga forense ayudará a agilizar los procesos de manejo de cadáveres.

"Es la mejor designación que ha hecho la gobernadora hasta ahora", dijo el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos.

Según el galeno, Conte Miller, quien dirigió el entonces Instituto de Ciencias Forenses del 2009 al 2012, ya ha demostrado que cuenta con la experiencia necesaria para dirigir con eficiencia esta institución.

"Si la dejan hacer su trabajo, va a hacer un buen trabajo", dijo.

El pediatra, destacó que la patóloga está haciendo un sacrificio al asumir una tarea monumental en tan corto tiempo al resaltar que a esta administración le resta un año y tres meses de gobierno.

No obstante, aseguró que la patóloga le traerá estabilidad al Negociado.

"El problema principal es de espacio porque no hay para dónde crecer excepto hacer un nuevo edificio. El que hay se ha quedado chiquito y eso es un problema importante", sostuvo.

Agregó que el reclutamiento de personal altamente especializado, no solo en patología, es otro problema que enfrenta la institución.

El doctor Pablo Rodríguez, director del Hospital de Trauma, coincidió en la experiencia de Conte Miller como un aspecto positivo.

"Ya estuvo ahí y sabe como se corría antes. Tiene conocimiento de los procesos. Esa profundidad a lo mejor los últimos (directores) no la tuvieron", sostuvo.

Rodríguez opinó, sin embargo, que el Negociado urge de una inyección económica que ayude en el reclutamiento de dos a cuatro patólogos forenses más.

"El problema principal son los "rape kits" que llevan años sin sacar y los cadáveres (acumulados), que la gente tenga que esperar un mes (para su entrega)", dijo.

Esta situación, resaltó, agrava el proceso de luto e impide que la persona que murió enfrente un proceso de muerte digna.

"Ella (Conte Miller) sabe lo que hay que hacer. Si (su designación) viene acompañada de la parte económica la designación es buena, porque la experiencia la tiene", reiteró.

Por su parte, el doctor Segundo Rodríguez Quilichini, rector del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico, dijo desconocer el trabajo de Conte Miller como para emitir una opinión sobre su designación, pero comentó que están coordinando una reunión con ella para darle a conocer una serie de iniciativas que han encaminado.

Entre estas, comentó que el RCM creó una alianza con Rutgers University y el conglomerado de hospitales St. Barnabas, en Nueva Jersey. A través de este, dijo, facultativos y residentes de dicha institución vienen cada dos meses a Puerto Rico para ayudar con la carga de casos en el Negociado, casos que no estén relacionados a crímenes.

Además informó que el RCM está en vías de crear una residencia de patología forense, pero que para formalizar este esfuerzo necesitan un patólogo forense que sea "board certified".

Agregó que otros esfuerzos que se deben considerar es una campaña educativa a médicos para recordarles que no todas las muertes tienen que ir a Ciencias Forenses, especialmente si son por causas naturales. También, dijo, se debe considerar establecer una línea telefónica para que la ciudadanía llame y pregunte en casos de muertes donde hayan dudas de si deben ser llevados a Ciencias Forenses o no. Esto, dijo, ya se ha discutido con directivos del Negociado de Seguridad Pública.


💬Ver 0 comentarios