Las clases estaban pautadas inicialmente para comenzar el 21 de enero. (GFR Media)

El recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico continúa sumergido en el proceso de inspecciones a la estructura tras los recientes sismos que han sacudido a Puerto Rico, confirmó el director de comunicaciones de la institución, Marío Alegre Barríos.

No obstante, tras el temblor que se registró ayer en la mañana, el portavoz sí mencionó que partes del empañetado se habían desprendido del techo, pero pese a esto afirmó que el campus “estaba totalmente seguro”.

Asimismo, luego del movimiento telúrico se avistaron daños y grietas en la residencia de estudiantes localizada dentro del recinto, conocida como Resi Campus.

Tras esto, el edificio fue inspeccionado ayer por la firma de ingenieros Insterstate General Contractors, según el portavoz.

El personal autorizado certificó que no existían riesgos para los residentes y que no sufrió daños mayores.

El martes pasado se registró un terremoto de magnitud 6.4 que sacudió a todo Puerto Rico. Ese mismo día, la administración comenzó las inspecciones al plantel que continúan al día de hoy.

Según la presidenta del Consejo General de Estudiantes del recinto, Marina T. Rodríguez Seguí, se espera que el proceso culmine entre el martes o el miércoles.

Asimismo, hasta que el personal no termine, el proceso de matrícula, tanto como el inicio de las labores administrativas y académicas, permanecen en vilo.

“Se espera igualmente que el calendario académico sufrirá cambios, debido a que el proceso de matrícula no se estará llevando a cabo en la fecha estipulada, a pesar de que se espera que el comienzo de clases permanezca en su fecha original”, expresó Rodríguez Seguí mediante un comunicado.

Las clases estaban pautadas inicialmente para comenzar el 21 de enero y, si cada edificio es certificado como seguro, prevén comenzar en esa fecha.


💬Ver 0 comentarios