El centro de gobierno, cuya construcción culminó en el 1974 a un costo de $1.5 millones, sufrió daños que se intensificaron tras las réplicas registradas. (Ramón “Tonito” Zayas)

Tanto el centro de gobierno de Guánica como la escuela superior Aurea Aquiles Claudio serán demolidas, según recomendación de ingenieros de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), confirmó la directora de la dependencia, Melitza López Pimentel.

Se trata de dos de las estructuras públicas del municipio de Guánica que sufrieron serios daños a causa de los sismos que se registran en la zona desde finales de diciembre. “La recomendación es demolerla y volverla a construir. En base a la evaluación que se hizo, el edificio cumplió con su cometido que es que si hubiera habido personal en el interior hubieran podido salir. El área de la escalera quedó bien y los empleados se hubieran podido proteger”, explicó López Pimentel sobre el centro de gobierno.

Tras el terremoto, el centro de gobierno, cuya construcción culminó en el 1974 a un costo de $1.5 millones, sufrió daños que se intensificaron tras las réplicas registradas, provocando nuevas grietas, desprendimientos y separación de las estructuras.

López Pimentel explicó que se trata de las dos primeras instalaciones públicas en las que evalúan los daños para someter la reclamación ante la aseguradora privada. Aquella suma de dinero, si alguna, que no sea asumida por la aseguradora privada, sería reclamada a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Desde el exterior, la escuela Aurea Aquiles Claudio aparenta no haber sufrido daños mayores. Pero, ya en el interior sí eran visibles las grietas tipo x en las columnas cortas, dijo la funcionaria. A pesar de que las grietas parecían ser superficiales y que la falla podía repararse, se tomó la determinación de demoler la estructura.

“La recomendación del ingeniero es que, en base a que el epicentro está en Guánica, lo más seguro es demolerla y volverla a construir bajo los códigos actuales”, sostuvo al agregar que también se tomó en consideración el daño emocional que pueda provocar en los niños al regresar.

Sobre el modelo de construcción a seguir se evalúa una estructura de un solo nivel para el plantel, explicó López Pimentel. De hecho, la escuela colinda con unos terrenos desocupados propiedad del Municipio. El alcalde de Guánica, Santos “Papichy” Seda, quien participó de las inspecciones, indicó que podían donar los solares. “Tenemos que sentarnos ahora con los nuevos códigos de construcción para ver cómo podemos hacer, quizás, una escuela con placas solares y cisternas. Hay que seguir con el cemento, pero ver de qué forma podemos incorporar los códigos actuales”, señaló.

La AEP es propietaria de 415 escuelas públicas.

Tras completar la evaluación de las estructuras de Guánica se moverán a los pueblos de Ponce, Yauco, Guayanilla y Peñuelas, donde se concentraron los daños más severos. Entre estos seis pueblos, la AEP tiene 33 propiedades, en su mayoría centros de gobierno, cuarteles de la Policía y tribunales.

“No todas las estructuras sufrieron daños, pero vuelven a cotejarse porque los movimientos no han terminado”, señaló al sostener que es muy prematuro para determinar la magnitud de los daños en la zona y cuánto tiempo podría tomar el desarrollo de los nuevos espacios.

“Hay unos fondos de emergencia y los centros de gobierno y escuelas tienen prioridad. La instrucción de la gobernadora (Wanda Vázquez Garced) es a ser ágil en el uso de esos fondos”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios