Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El portavoz del Frente amplio contra el incinerador, Javier Biaggi, denunció que la Junta de Calidad Ambienta (JCA) anunció vistas públicas para recibir comentarios sobre otro permiso que el gobierno saliente pretende evaluar y otorgar al incinerador de Arecibo antes de que culmine su mandato. 

De acuerdo a Biaggi, el permiso “es uno de los últimos eslabones en una cadena de acciones gubernamentales cuyo fin es destruir la libre competencia en el mercado de la disposición de desperdicios sólidos y sustituirla por un plan estatal cuyo fin es beneficiar a una empresa en particular”.

El vocero de la entidad dijo que el plan del gobierno “utiliza a la JCA para bloquear la competencia en el mercado de disposición de desperdicios sólidos negando permisos a vertederos nuevos aún cuando estos cumplan con la ley”. 

Agregó que “a la misma vez utiliza a la Administración de Desperdicios Sólidos (ADS) para implantar un régimen de economía planificada mediante el cual todo aquel que genera basura en ciertas áreas del país queda obligado a hacer negocios con el incinerador en detrimento de la industria del reciclaje”.

Biaggi aseguró que con este modelo el gobierno saliente intenta dejar aprobado un sistema que beneficia al incinerador y a sus proponentes al controlar el flujo de basura, los precios de disposición y la competencia.

“El plan del gobierno saliente ignora los principios de una economía de mercado y los sustituye con un modelo centralizado y estalinista al servicio de un interés privado en particular. Este modelo priva a Puerto Rico de competencia empresarial en el sector de disposición de desperdicios sólidos y en consecuencia de la posibilidad de que otras alternativas costo-efectivas o ambientalmente superiores puedan imponerse por sí mismas”, sostuvo en declaraciones escritas.


💬Ver 0 comentarios