Néstor Nieves, que está a bordo del crucero Zaandam, es uno de los boricuas que vive momentos de incertidumbre por no saber cuándo podrá llegar al país. (Suministrada)

El Departamento de Estado de Puerto Rico ha manejado alrededor de 40 casos de puertorriqueños que han confrontado problemas para regresar al país a consecuencia de la pandemia de la nueva cepa del coronavirus, que ha provocado el cierre de fronteras y puertos alrededores del mundo como medida para contener su propagación.

Esta enfermedad ha causado sobre 323,000 contagios y más de 13,700 muertos en unos 177 países.

Según explicó la secretaria auxiliar de Relaciones Exteriores del Departamento de Estado, Frances Vallejo, la agencia que ha atendido situaciones en de ciudadanos que están o estaban en países como Perú, España, Honduras y Marruecos. De ese conjunto, le preocupa la situación de las personas varadas en las ciudades peruanas de Lima y Cuzco porque es el grupo más grande, con 24 ciudadanos a este momento.

“El total de casos que hemos atendido en el Departamento de Estado llegan ya casi a los 40”, ha expresado la funcionaria en entrevista con El Nuevo Día.

“La situación que más me preocupa es que tengo a 24 puertorriqueños en Perú, repartidos entre las ciudades de Lima y Cusco. Este grupo era de 26, pero pudimos sacar a dos puertorriqueños en el día de ayer”, ha agregado la licenciada.

Vallejo ha explicado que las gestiones para repatriar a los boricuas que están en Perú se han realizado entre la agencia ella que representa, la oficina de la comisionada residente Jenniffer González y el congresista Darren Soto. Agrega que González le envió una carta al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y otra al embajador en Perú, Krishna R. Urs, con los nombres de los puertorriqueños que continúan en ese país.

“La embajada lo que ha comunicado es que ellos están coordinando con (las líneas aéreas) Avianca y Latam para que – a pesar de que el gobierno cerró sus fronteras el 16 de marzo- repatrien a personas de otros países. Pero ha sido difícil porque ahora mismo en Perú hay sobre 1,000 ciudadanos americanos”, declaró Vallejo al mencionar uno de los escollos que ha encontrado para sacar a los boricuas que todavía están allá porque el proceso de selección lo hace el Departamento de Estado federal.

Otra dificultad que encuentran es que deben esperar porque el gobierno peruano autorice la entrada y salida de esos aviones. “Esto ha atrasado un poco la gestión”.

Lo dos boricuas que lograron salir, fue gracias a que la compañía de excursiones que habían contratado logró sacar a sus clientes. “Todos los días le envío la lista a la embajada. Es frustrante porque las personas, a pesar de que todos están seguros, la desesperación es bien grande”, ha apuntado Vallejo, quien dijo que la Embajada de Estados Unidos en Perú que hace esfuerzos para intentar enviar un avión diario para sacar ciudadanos.

Del grupo de Perú, la periodista puertorriqueña Laura Quintero Rodríguez dio fe de las gestiones que se hacen para repatriarlos. Quintero Rodríguez estaba de vacaciones en ese país sudamericano junto las boricuas Lymarie Rodríguez Figueroa y Beatriz Acevedo Morales.

“Hoy supimos que están llamando a estadounidenses para salir hoy o mañana. Los están contactando poco a poco. Esperamos recibir esa llamada pronto. Los que estamos en Cusco puede que demoremos un poquito más en salir”, ha expresado la reportera quien ha indicado que el trío estaba tranquilo y con las maletas preparadas para salir cuando las llamen.

Perú ha reportado hasta hoy 318 casos de infectados y cinco fallecidos.

Sobre las personas que estaban en Marruecos, en el norte de África, Vallejo compartió que era un matrimonio y una familia de cuatro personas. La pareja llegó a la isla ayer, sábado, mientras el núcleo familiar arribó el viernes en la noche. Todos salieron vía Londres.

La funcionaria habló de un grupo familiar de seis adultos mayores que se encontraban en la ciudad española de Granada. A estos se les ayudó para que pudieran trasladarse a Madrid y de allí consiguieron un vuelo que los traería hasta Miami, Florida.

De la misma forma, hay un grupo de estudiantes en España que, aunque tienen pasajes comprados, no han logrado volar de regreso porque les cancelan los vuelos. Vallejo sostuvo que han atendido unos 14 casos de personas en España.

Según datos que se han publicado, España registra hasta este domingo en la tarde unas 1,813 muertes y más de 29,900 contagios. De hecho, el gobierno acaba de anunciar la prolongación del estado de alarma que tiene ese país hasta el 11 de abril.

Asimismo, hay una boricua en Honduras, que ha preferido quedarse allá en lo que pasa la cuarentena. La información de la mujer le fue provista a la embajada de Estados Unidos en ese país.

También atendieron el caso de una familia que estaba en Ecuador y que logró llegar hasta Miami tras poder salir en un vuelo que coordinó la embajada. Por último, mencionó a la pareja que está a bordo del crucero Zaandam, de la línea Holland America, Néstor Nieves y Carmen Meléndez, residentes de San Juan.

Nieves explicó en un mensaje que le envió a este medio, que el barco salió ayer de Chile como a las 6:00 p.m.

“Según el capitán, el plan A es llegar a Fort Lauderdale (en el estado de la Florida) si podemos pasar por el Canal de Panamá. El plan B es llegar a México y el C a San Diego (California). Espero que el plan A se dé. Prefiero Florida”, dijo el hombre.

El crucero que tomaron Nieves y Meléndez partió el 7 de marzo desde Buenos Aires, Argentina, y debía culminar ayer, sábado, 21 de marzo en el puerto de San Antonio, Chile. Sin embargo, estos planes se vieron trastocados luego que el gobierno chileno decidiera cerrar sus todos puertos el pasado domingo, 15 de marzo, tras ordenar una cuarentena a dos embarcaciones por un caso de COVID-19. El barco, que continúa en altamar, no tiene casos confirmados de coronavirus. Sin embargo, hoy se informó que 13 pasajeros y 29 tripulantes reportaron síntomas de influenza.

Holland America declaró en un comunicado que los pasajeros afectados fueron atendidos en las facilidades médicas del barco y que le habían pedido a los pasajeros que permanecieran en sus cabinas por precaución.

La compañía agregó que siguen el protocolo de respuestas establecido por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), agregaron que es difícil determinar la causa de este número elevado de casos de influenza a bordo del crucero y estipularon que no tienen pruebas para detectar el coronavirus.

“Nosotros nos comunicamos con Holland America, y lo que se nos comunicó es que el crucero iba a atracar en México porque no ha restringido su espacio aéreo, solo cerraron la frontera terrestre”, ha explicado Vallejo.

La funcionaria dijo que su oficina no ha recibido información sobre los cerca de 25 puertorriqueños que están en el crucero Marina, de la empresa Oceanía. Esta embarcación, en la que tampoco hay casos registrados de coronavirus, también fueron rechazados en varios puertos. Según la última información que trascendió, se espera que el barco llegue a Miami mañana, lunes.

Para conseguir ayuda

Vallejo explicó que como parte del protocolo que se ha seguido para ayudar a todas las personas que se han comunicado con su oficina, se les ha pedido su información personal, el número de pasaporte, el lugar donde se encuentran y se les pregunta sobre su estado de salud.

Asimismo, se les recomienda que se registren en el Programa de Inscripción de Viajero Inteligente (Smart Traveler Enrollment Program o STEP), para que reciban información actualizada de los avisos que emite el Departamento de Estado de Estados Unidos. De la misma forma, a través de este programa el Departamento de Estado federal “tiene constancia de que ese ciudadano americano está en otro país, en un país extranjero”.

Vallejo ha puntualizado que el Departamento de Estado cuenta con una línea telefónica para aquellas personas que necesiten ayuda para regresar a territorio estadounidense. El número para llamar es 1-787-722-2121, extensiones 3713, 3715, 3716 o 3719. También pueden escribir al correo electrónico [email protected]. Aunque trabajan remoto, las llamadas se atienden los siete días a la semana en horario de 8:00 a.m. a 4:30 p.m., hora de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios