Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Estudios del DRNA demuestran que los desperdicios dejados en las playas, como el plástico, vidrio o sorbetos, son muchas veces mortales para las especies marinas, algunas de ellas en peligro de extinción. (horizontal-x3)
Estudios del DRNA demuestran que los desperdicios dejados en las playas, como el plástico, vidrio o sorbetos, son muchas veces mortales para las especies marinas, algunas de ellas en peligro de extinción. (Suministrada)

De cara a la próxima Noche de San Juan que se celebra este sábado, el Departamento de Recursos Naturales yAmbientales (DRNA) lanzó hoy una campaña que busca educar sobre la contaminación en las playas y reducir los desperdicios que los bañistas suelen generar en las costas.

Tania Vázquez, secretaria del DRNA, explicó que campaña lleva por nombre “No dejes que la basura nade”, y es un llamado a la ciudadanía, principalmente a bañistas y nautas, para que tomen conciencia del daño y repercusiones que causan los desperdicios en las costas.

Vázquez indicó que la iniciativa educativa, que comenzó a través de la División de Educación y Adiestramientos de la Unidad Terrestre del Cuerpo de Vigilantes en Aguadilla, tendrá este fin de semana varias visitas a playas.

“Durante este fin de semana tenemos mucha actividad y lo que queremos es que los ciudadanos disfruten de las playas, teniendo siempre en cuenta su limpieza. No queremos que amanezcan con bolsas plásticas, neveritas de ‘foam’ o botellas de vidrio o plástico. Aspiramos a tener playas libres de desperdicios con una reducción notable en la generación de basura; eso se logra con la ayuda de cada ciudadano”, dijo en comunicado de prensa.

“Personal de la oficina central, regional y los vigilantes estarán durante este fin de semana en varias playas para crear conciencia sobre la protección de las costas y su vida marina. Les recuerdo a los bañistas que las playas las compartimos con cientos de especies, muchas de ellas que llegan hasta nuestras costas para anidar, como son las tortugas marinas. Cada utensilio que la persona deja en la playa se convierte en desperdicio y puede ser confundido con comida por las especies marinas, además que tiene un impacto negativo en la estética de las playas”, agregó.

Vázquez, asimismo, exhortó a los bañistas y nautas a cooperar con el trabajo que los vigilantes y personal de la agencia estarán haciendo, así como a cumplir con las leyes de navegación y seguridad acuática.

“Hemos establecido un plan de visitas a distintas playas que suelen recibir mucho público durante esta época. Estaremos llevando bolsas para el recogido de basura y ofreciendo orientación sobre los recursos costeros, estatutos de seguridad en el agua y creando conciencia sobre cómo proteger nuestras playas. Es importante que respetemos los nidos de las tortugas marinas y que no nos acerquemos a las áreas demarcadas por los grupos tortugueros”, recalcó.

Estudios del DRNA demuestran que los desperdicios dejados en las playas, como el plástico, vidrio o sorbetos, son muchas veces mortales para las especies marinas, algunas de ellas en peligro de extinción.


💬Ver 0 comentarios