Alcade de SanLorenzo, José Román.(GFR Media)

Tras negarse el pasado jueves a acatar la orden del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) de reabrir las carreteras de su municipio, el alcalde de San Lorenzo José "Joe" Román y esa agencia llegaron a un acuerdo para establecer puntos de cotejo en cuatro carreteras principales, en lugar de cierres absolutos, en medio de la emergencia del coronavirus.

Tras una comunicación por escrito entre Román y el secretario de DTOP, Carlos Contreras, la agencia estableció hoy que revoca el permiso expedido el 2 de abril y se emite un nuevo permiso “autorizando el cierre” de las carreteras estatales PR-765, PR-745, PR-181 y PR-928, bajo condiciones especiales.

Entre los términos establecidos, se acuerda que:

El permiso tendrá vigencia a partir de hoy y se extenderá por el periodo que dure la emergencia por el coronavirus.

- En lugar de cierres absolutos, serán puntos de cotejo que no podrán estar cerrados por completo con barreras de hormigón. El alcalde puede colocar una barrera de hormigón, siempre y cuando esta no obstruya todos los carriles, pero deberá completar el cierre con una barrera removible de madera.

- El alcalde tendrá personal del municipio y/o de las comunidades para tomar la temperatura a los conductores, levantar el brazo de madera y permitir el paso.

- El DTOP se reserva el derecho a retirarle nuevamente los permisos, en caso de incumplir con los requisitos establecidos en este permiso.

- Cuando el municipio no cuente con personal o ciudadanos atendiendo los puntos de cotejo, cualquier persona que necesite transitar podrá levantar los brazos manuales fácilmente.

- Se proveerá el espacio suficiente para que vehículos como camiones de bomberos, ambulancias, policías o de primera necesidad puedan transitar sin problemas y no se limitará el acceso a ciudadanos que tengan alguna situación de emergencia.

“El incumplimiento con los términos y condiciones establecidos en este permiso será causa suficiente para su revocación. El municipio será responsable de cumplir con todas las leyesy reglamentos municipales, estatales y federales, así como con la jurisprudencia aplicable”, lee el documento firmado por Contreras.

De otro lado, se acordó que el ejecutivo municipal tendría que someter una solicitud nueva a DTOP si quería llevar a cabo algún tipo de cierre en carreteras estatales.

Mientras, las vallas de cemento que removió y ocupó el DTOP ayer, fueron reclamadas por escrito por el alcalde, por lo que le fueron devueltas.

El pasado jueves, el alcalde dijo que Contreras no tenía la facultad para ordenar la reapertura de las 10 carreteras que fueron cerradas al 3 de abril como medida para controlar el acceso al municipio y evitar contagios de coronavirus.

La revocación del permiso que se le había concedido al municipio responde a que Román presuntamente incumplió con las condiciones impuestas como no colocar dispositivos que dificultaran el tránsito en medio de una emergencia. Al no acatar la orden, el DTOP removió ayer las vallas de hormigón que bloqueaban los caminos estatales.


💬Ver 0 comentarios