Los estudiantes de la escuela Fernando Suria Chávez de Barceloneta desalojaron sus salones en tres minutos con 55 segundos. ([email protected])

Barceloneta - En medio de críticas por parte de familiares de estudiantes, el Departamento de Educación (DE) aseguró hoy, martes, que posee planes de desalojo certificados y apropiados para casos de terremotos en todas las escuelas públicas que están en funciones actualmente.

Las expresiones surgen días después de que padres y madres de estudiantes denunciaran que no dejaban salir a sus hijos de la escuela Fernando Suria Chávez tras un fuerte temblor de 5.3. La agencia, precisamente, realizó hoy un simulacro en dicho plantel que llevó a desalojar los salones en poco menos de cuatro minutos.

El comisionado de seguridad del DE, César González, indicó que el simulacro demostró que la matrícula de 665 estudiantes y personal de sobre 70 personas pueden ejecutar el plan de desalojo necesario para atender una emergencia, que culmina con la llegada de todos al área del estacionamiento, sin tener que salir de los predios de la escuela.

"Con aquel el temblor de 5.3, llegaron padres al plantel y había alegaciones de que portones cerrados y no querían dejar salir a los estudiantes. La escuela cuenta con plan de desalojo interno. No hay necesidad de tener portones abiertos. Si los tenemos abiertos los exponemos a que entre un extraño", sostuvo González.

Dijo que la instrucción oficial es que se mantengan cerrados y que se abran una vez haya una instrucción específica.

Por su parte, el secretario de Educación, Eligio Hernández, quien estuvo en el simulacro, indicó que en caso de una emergencia real, personal de la escuela hace una evaluación de los edificios. Si se viera que los estudiantes no pueden regresar, entonces se llamará a los tutores de los alumnos para que los busquen.

Hernández también contestó a cuestionamientos sobre la elaboración de los planes de emergencia, asegurando que han sido comunicado a las comunidades escolares y que cuentan con las debidas certificaciones.

"Hay una guía estándar que cumple con el protocolo del comisionado de seguridad del DE, que tiene personal adiestrado para ver qué tiene que tener cada plan de emergencia", señaló Hernández. "De hecho, contrario a años anteriores, se añadió cómo se trabajará con los estudiantes de Educación Especial y salones contenido".

"Hay una guía estándar que cumple con el protocolo del comisionado, en acuerdo con (el Negociado de) Manejo de Emergencias estatal y Bomberos", agregó.

Por su parte, González explicó que una "guía para el plan se envía a cada director escolar. Entonces, un comité (de la escuela) se reúne y lo ajusta a su escuela", antes de que su oficina valida que está en cumplimiento.

También aseguró que en la medida en que se ha ordenado la reapertura de escuelas después de los sismos recientes han revisado los planes de cada plantel.

En el caso de la escuela Suria Chávez de Barceloneta, González dijo que se ejecutó de manera correcta, aunque entiende que es necesario continuar con los simulacros para reducir el tiempo de desalojo.

Varias personas entrevistadas en el plantel expresaron estar conformes con el plan establecido en esa escuela. Una de ellas fue la supervisora del comedor escolar, Eduvigis Pagán.

"Tenemos un buen adiestramiento. Estamos tranquilos", aseguró Pagán.

Mientras, la estudiante Nairis Pimentel, de undécimo grado, dijo que "nos sentimos seguros. Los maestros han hecho su trabajo".

Pimentel, en cambio, comprende que los familiares de los alumnos no pueden evitar estar preocupados.

"Mi madre está preocupada y todo padre tiene razón de estar preocupado, pero en mi caso les digo a los padres que estén tranquilos porque la escuela está tomando las medidas correctas", expresó la joven.

Por su parte, la profesora Marisol Rivera, delegada del sindicato de la Asociación de Maestros en la escuela, opinó que han sido bien orientados sobre el plan de emergencia.

Indicó, además, que las dudas presentes en la comunidad pueden estar relacionadas con la poca asistencia que hubo a la asamblea de orientación para familiares de los estudiantes.

"Hace poco se hizo una asamblea de orientación y vinieron pocos padres. Tenemos una matrícula de 665 estudiantes, pero los que vinieron cabían en la biblioteca, que es un lugar bien pequeño. Es importante que asistan para que estén al tanto", afirmó Rivera.

La maestra aprovechó para llamar la atención sobre problemas que sí aquejan el plantel, como el hecho de que solamente cuenta con un conserje a tiempo completo y uno a tiempo parcial para tanta matrícula, mientras que solamente tiene en funciones uno de los tres baños.

"Eso nos preocupa mucho por el problema de salubridad que representa", manifestó.


💬Ver 0 comentarios