Rosaelena Suárez. (David Villafañe)

Por las pasadas dos semanas, Hilda Núñez ha acudido por unas horas a su trabajo en la escuela Montessori Inocencio Cintrón en Barranquitas para atender a los 25 niños de su salón de forma voluntaria, sabiendo que no recibirá compensación alguna a pesar de los gastos en los que incurre para transportarse desde su hogar en Aibonito y pagar el cuido de su bebé de tres meses de nacido.

Núñez es una de los cerca de 240 asistentes de ambientes de escuelas Montessori que, a dos semanas del inicio de clases en las escuelas públicas, aún no han sido contratadas debido a discrepancias entre el Departamento de Educación y el Instituto Nueva Escuela (INE).

“Es importante que el secretario de Educación entienda que estamos aquí por nuestros niños y para nuestros niños. No es que queremos que firme el contrato por capricho de nosotros”, sostuvo Núñez.

En los salones de las escuelas Montessori, los asistentes colaboran con los guías -como se le conoce a los maestros en esta filosofía educativa- para atender a los estudiantes de múltiples edades que trabajan a la vez, posiblemente en tareas distintas.

La contratación de este personal se ha realizado por los últimos años a través del INE, organización sin fines de lucro que este año recibiría una asignación de $3.5 millones de parte de Educación.

La situación podría resolverse para la próxima semana, expresó la directora ejecutiva del INE, Ana María García Blanco. El secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, informó hoy que aprobó la propuesta que el INE entregó en marzo para la contratación de los asistentes.

Hernández Pérez explicó que la propuesta original no contenía un desglose del uso de los fondos asignados y tampoco tenía datos actualizados sobre el desempeño académico de los estudiantes impactados por esta corriente educativa. En una reunión celebrada esta tarde, el personal del INE entregó la información requerida, indicaron García Blanco y el secretario en entrevistas por separado.

“El Departamento de Educación aprobó el desglose del presupuesto que fue referido y se instruyó que se continuara con el proceso de contratación”, expresó Hernández Pérez.

García Blanco indicó que citarán para mañana los asistentes que deben ser reclutados, de forma que estos puedan llegar a las escuelas entre lunes y martes.

“No había nada malo en la propuesta, no es que hubiera nada que no cuadrara, es que faltaba una tabla que han añadido (como requisito) a las propuestas. Esa información se le entregó y me dio luz verde para la contratación”, señaló la directora ejecutiva del INE.

La portavoz del Comité de padres de estudiantes Montessori, Rosaelena Suárez, cuyo hijo asiste a la escuela elemental Luis Llorens Torres de San Juan, recordó que esta no es la primera vez que los asistentes no están contratados para el inicio del año escolar. No obstante, esperaban que este inicio de semestre fuera diferente ya que en diciembre pasado se firmó una ley para otorgar autonomía a la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori dentro del Departamento de Educación. 

“No vemos al secretario de Educación como un enemigo, sino como un aliado. Queremos que se una a la vida Montessori, que entienda lo que hacemos y cómo impactamos la sociedad”, sostuvo, por su parte, Venus Andino, cuyos hijos asisten a las escuelas Eduardo J. Saldaña y Francisco Matías Lugo en Carolina.


💬Ver 0 comentarios