Hasta el viernes, unos 249,000 estudiantes estaban toman clases en las escuelas que habían retomado el semestre escolar tras los recientes terremotos. (GFR Media)

Como medida para darle continuidad al proceso educativo en medio del cierre de escuelas públicas, los maestros del Departamento de Educación ofrecerán educación a distancia a sus estudiantes a través de clases en línea, módulos educativos a través de una aplicación o material pedagógico que se podrá descargar desde la página oficial de la agencia, entre otras alternativas.

“El Departamento de Educación ha adoptado diferentes alternativas para garantizar la continuidad de los servicios educativos”, señaló el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, en una entrevista telefónica con medios de comunicación.

“Entendemos que las alternativas con sumamente fáciles y sencillas de comprender las instrucciones”, añadió.

Antes de decretar hoy un toque de queda, la gobernadora Wanda Vázquez Garced había anunciado el viernes la suspensión de clases en el sistema público de enseñanza por 14 días, a partir del lunes, 16 de marzo, como una medida para evitar los contagios con la cepa de coronavirus COVID-19.

Hernández Pérez señaló que se dará prioridad a las cinco materias básicas: español, inglés, ciencias, matemáticas y estudios sociales.

La primera opción que tendrán los maestros para continuar sus clases será la aplicación EduPR, la cual la agencia lanzó la semana pasada en colaboración con la empresa Dreyfous & Associates. Esta aplicación contiene material educativo alineado a los estándares del Departamento de Educación, de kínder a duodécimo grado, en cada una de las materias básicas.

“La misma requiere baja la aplicación y tener conexión o conectividad a internet”, indicó el secretario.

Una vez los padres, madres o encargados tengan acceso a la plataforma, recibirán instrucciones de los maestros sobre las lecciones que los estudiantes deben seguir.

“Por ejemplo, un maestro de tercer grado puede decir que pueden acceder el catálogo de tercer grado, unidad cinco y específicamente la clase número uno el lunes, la clase número dos el martes, la clase número tres el miércoles...”, sostuvo Hernández Pérez.

La segunda opción de educación a distancia será que los adultos que no tengan acceso consistente a internet accedan al portal del Departamento de Educación y descarguen de una sola vez todos los módulos por grado y materia.

Ambasopciones funcionan a través de computadoras, tablets u celulares, aseguró el secretario.

Luego que la gobernadora decretara un toque de queda, Educación no detalló de inmediato alternativas para aquellas familias que no tengan acceso a internet o aparatos electrónicos. Hernández Pérez no pudo precisar cuántos estudiantes no tienen acceso a internet desde sus residencias, pero indicó que corroboraron que unos 250,000 jefes de familia tienen, al menos, una dirección de correo electrónico.

La subsecretaria de Asuntos Académicos, Aixamar González, detalló que cada módulo tiene unos 40 ejercicios diferentes, lo cual permitirá que los estudiantes fortalezcan las destrezas aprendidas.

Los maestros podrán usar diversas herramientas para evaluar a los estudiantes más allá de los exámenes tradicionales, sostuvo Hernández Pérez.

“Esto no es opcional”, indicó el secretario de Educación.

Estas opciones no deben considerarse como limitaciones para otras modalidades de educación a distancia que los maestros ya estén utilizando, como vídeos, teleconferencias, producción de material digital, entre otros.

Además, los estudiantes que ya están matriculados en cursos de educación en línea mediante una alianza con siete instituciones universitarias continuarán en estos.

Hernández Pérez destacó que la directriz sobre la educación a distancia aplica a todas las escuelas, incluso aquellas que se reúnen en carpas o ubicaciones temporeras, o las que no han retomado el curso escolar a causa de los recientes terremotos.

Personal que no cobrará

Por otro lado, Hernández Pérez detalló que no existen alternativas para que las personas contratadas en la agencia bajo servicios profesionales o servicios personales puedan recibir un pago mientras las escuelas estén cerradas.

En particular, el secretario hizo referencia a los asistentes de servicios educativos, conocido T1, que laboran directamente con estudiantes de Educación Especial.

“Siendo personal que no es empleado de la agencia, sino que son contratos, nosotros no podemos asegurar que ellos.... No hay ningún mecanismo que (permita) que ellos puedan recibir ningún tipo de pago”, expresó el funcionario.

Este detalló que ha propuesto que este personal pase a ocupar plazas transitorias en la agencia, en vías de convertirse en empleados regulares, pero esto no se ha concretado.

“Siendo contratos, no existe mecanismo legal (para pagarles) porque la condición es horas trabajadas, horas pagadas. Las escuelas no van a estar reuniéndose y no hay evidencia de que están atendiendo estudiantes”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios