El secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández Pérez, no precisó cuándo se darán a conocer los nombres de las escuelas no aptas. (Xavier J. Araújo Berríos)

Una cuarta parte de las escuelas públicas no reabrirán este semestre escolar, y aunque el Departamento de Educación trabaja en un plan para tenerlas listas para el próximo año escolar, la cifra de las que no volverán a recibir estudiantes es aún incierta.

El secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, señaló que proyectan que el 75% de los planteles del sistema público abrirá este semestre, la mayoría dentro del próximo mes.

"Nadie en Puerto Rico va a perder el semestre. Ya hemos completado 20 semanas (de clases) y tenemos las opciones para continuar", sostuvo Hernández.

Hoy, Educación se dispone a anunciar una lista de 103 escuelas adicionales que reabrirán esta semana, indicó Hernández. La semana pasada se dieron a conocer otras 228.

El ingeniero Carlos Pesquera, quien encabeza el Comité Interagencial de Inspección de Escuelas, señaló que hoy se completará la inspección de todas las escuelas públicas del país y se espera que todas las certificaciones estén listas al final de la semana.

De las escuelas que ya están inspeccionadas y certificadas, 411 fueron declaradas aptas para reabrir, 223 están aptas parcialmente y 69 no están aptas.

El secretario de Educación no precisó cuándo se darán a conocer los nombres de las escuelas no aptas. Pesquera señaló que no todas las que han sido declaradas inseguras están ubicadas en la zona sur -la más afectadas por los recientes terremotos- ya que las inspecciones revelaron problemas preexistentes en los planteles debido a falta de mantenimiento o que no han sido corregidos desde el paso de los huracanes Irma y María.

"El impacto a la infraestructura escolar por el evento (sísmico) no es tan significativo comoo es el hecho de que se detectaron condiciones preexistentes", expresó Pesquera.

El ingeniero destacó que se trabajará un plan para hacer mejoras tanto en las escuelas aptas parcialmente como las aptas. Una cantidad de escuelas en la zona sur, posiblemente unas 20, estarán sujetas a una evaluación adicional para detectar y ver cómo corregir "vulnerabilidades" en caso de más sismos, añadió.

Mientras tanto, Hernández señaló que se han establecido distintas opciones para dar continuidad a los servicios educativos de menores de escuelas afectadas, como educación en línea, el uso de módulos curriculares, que se podrían ofrecer en otras escuelas o en espacios alternos, como centros comunales, hoteles, salones de instituciones universitarias u oficinas privadas, entre otros.


💬Ver 0 comentarios