Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En el aeropuerto, los acondicionadores de aire estaban prendidos, pero todavía hacía calor dentro de la instalación. (horizontal-x3)
En el aeropuerto, los acondicionadores de aire estaban prendidos, pero todavía hacía calor dentro de la instalación. (Ricardo Reyes Vázquez)

Con el sistema de energía eléctrica operando en su totalidad, y dependiendo todavía de radares militares de larga distancia para monitorear y guiar los vuelos, el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín sigue en su camino de regreso a la normalidad, tras el paso del huracán María.


💬Ver 0 comentarios