Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En el aeropuerto, los acondicionadores de aire estaban prendidos, pero todavía hacía calor dentro de la instalación. (Ricardo Reyes Vázquez)

Con el sistema de energía eléctrica operando en su totalidad, y dependiendo todavía de radares militares de larga distancia para monitorear y guiar los vuelos, el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín sigue en su camino de regreso a la normalidad, tras el paso del huracán María.


💬Ver 0 comentarios