Para llenar el cuestionario por Internet, modo que prefiere y promueve la agencia federal, las personas deben usar el código que aparece en su cuestionario que el Censo dejará en las casas. (GFR Media)

A partir de mañana, viernes, unos 8,000 enumeradores del Negociado del Censo comenzarán a visitar cada una de las casas de Puerto Rico para verificar si las estructuras están habitadas y para dejar el cuestionario del censo decenal que deberá ser completado a través del Internet, el teléfono o enviando las contestaciones por correo.

Actualmente, Puerto Rico es una de las jurisdicciones que menos contestaciones ha provisto al censo decenal. Se estima que apenas el 8% de los hogares ya han provisto sus datos básicos al Negociado del Censo. Esto se debe, en parte, a que muy pocos formularios han llegado a las casas porque el proceso en el que los funcionarios federales verifican cuáles viviendas están habitadas y reparten los cuestionarios fue detenido a mediados de marzo debido a la pandemia del COVID-19.

En Puerto Rico esta verificación y entrega de los formularios se hace a la vez debido a que los huracanes del 2017 y los terremotos de inicios de año destruyeron tantas viviendas que la tarea de validar las direcciones residenciales no se pudo hacer con anticipación, como en otras jurisdicciones. Esta verificación previa de las viviendas habitadas permitió que en Estados Unidos los cuestionarios se enviaran por correo.

Según Giselle Lafitte, portavoz del censo decenal en Puerto Rico, la expectativa es que ya para finales de junio todos los cuestionarios hayan sido repartidos. Posteriormente, los enumeradores visitarán nuevamente aquellas casas cuyos habitantes no hayan provisto información solicitada en el censo decenal.

“Ellos van a estar yendo casa por casa, verificando las direcciones, entregando el cuestionario con el debido proceso y protocolo salubrista, dejando los cuestionarios, manteniendo distancia con los residentes… después vuelven a las casas donde no hayan contestado”, explicó Lafitte a El Nuevo Día.

Para llenar el cuestionario por Internet, modo que prefiere y promueve la agencia federal, las personas deben usar el código que aparece en su cuestionario que el Censo dejará en las casas.

“Ese código se entra al portal (2020census.gov/es). Tan pronto se añade la información el sistema va a identificar la dirección residencial. Ahí pasa a contestar las preguntas como el nombre, la edad, la cantidad de personas que viven en el hogar, los parentescos entre los miembros de la familia…”, explicó Lafitte.

Otras preguntas giran en torno a la raza, el sexo, la nacionalidad, si la residencia que ocupan es alquilada o propia, entre otros asuntos. Los enumeradores no pueden pedir el número de seguro social de las personas, ni las cuentas de bancos, ni las tarjetas de crédito o débito, entre otra información financiera de los individuos.

La portavoz indicó que cada uno de los enumeradores tendrá una identificación provista por el censo decenal. Se supone que los funcionarios siempre usen una mascarillas y nunca se acerquen a los residentes.

“Esta información es muy importante porque queremos saber la realidad de la población para planificar la economía de Puerto Rico por los próximos 10 años. Esto se hace cada 10 años y esto hace que se pueda distribuir el dinero según la población que se tiene”, dijo Lafitte, al explicar que en muchos programas federales asignan recursos económicos según la cantidad de personas que vive en una zona.

“Este momento es cuando más importante ha sido el censo para Puerto Rico. Creemos que las personas en Puerto Rico conocen que esto es lo más importante para nuestro futuro, nuestros trabajos, nuestros hijos, nuestras familias, comunidades, municipios, escuelas, hospitales, carreteras...”, añadió.

Todas las familias, independientemente del status migratorio de sus miembros, deben llenar el formulario. Por ley, las contestaciones del Censo son confidenciales y, por ejemplo, no se pueden usar para deportar o encausar judicialmente a las personas.

“Todos los que viven aquí deben contestar independientemente el status migratorio… Necesitamos la ayuda de toda la comunidad. Es importante que cuando reciban el cuestionario lo contesten de manera sencilla, ya sea por teléfono, Internet o llenarlo en papel y enviarlo por correo”, dijo la funcionaria.


💬Ver 0 comentarios