Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Tres pares de ojitos curiosos vieron por años a doña Carmen López y don Ariel Orama recoger ropa y muebles usados, incluso entre familiares en mejor situación económica que la suya, para llevárselos a los parientes de menos recursos económicos.


💬Ver 0 comentarios