El pago de horas extras no incluye aquellas trabajadas durante los meses de marzo y abril. (GFR Media)

El gobierno de Puerto Rico desembolsó hoy, viernes, más de $3.5 millones en pago por concepto de horas extras, durante los meses de enero y febrero de este año, de unos 3,100 agentes del Negociado de la Policía de Puerto Rico.

Estos pagos, que de ordinario se desembolsan con meses de retraso, corresponden a los meses de enero y febrero de este año y no cubren el tiempo extra trabajado por muchos policías como parte de la emergencia asociada a la pandemia del COVID-19.

“Este es el segundo desembolso que se realiza en dos semanas como parte de nuestro compromiso de hacerle justicia a los hombres y mujeres que diariamente arriesgan sus vidas para preservar la seguridad de los ciudadanos. Con este pago, 3,100 uniformados recibirán la remuneración por las horas trabajadas”, expresó la gobernadora Wanda Vázquez Garced en un comunicado de prensa.

A inicios de este mes, el gobierno había desembolsado $3.8 millones para abonar a la deuda que mantienen con los policías.

El comisionado de la Policía, Henry Escalera Rivera explicó que el personal recibió el pago hoy viernes, 15 de mayo. Del mismo modo, el jefe policíaco indicó que los miembros de la Policía volverán a trabajar en jornadas de ocho horas, en lugar de 12 como se estableció debido a la emergencia provocada por la pandemia.

“Ante la emergencia que ha ocasionado el COVID-19 en la isla, el personal uniformado estaba trabajando en turnos de doce horas para maximizar recursos, hacer cumplir las órdenes ejecutivas y atender cualquier situación. Luego de evaluar el panorama actual, la merma en la cantidad de agentes aislados y los planes de trabajo, planteamos al secretario la posibilidad de que las jornadas regresaran a ocho horas. La recomendación fue acogida y estamos trabajando la logística para realizar los cambios en los turnos según establecen los reglamentos”, sostuvo Escalera.


💬Ver 0 comentarios