Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Las llamadas a la línea telefónica Primera Ayuda Social (PAS) han aumentado. (GFR Media)

A las 2:29 de la tarde de ayer, la Policía reportó un suicidio en la región de Aguadilla, que en el 2017 tuvo la tasa más alta de esta incidencia, con 11.82 casos por cada 100,000 habitantes.

Según la Policía, se han reportado 24 suicidios en lo que va del 2018, pero las autoridades tienen la esperanza de que diversos esfuerzos e iniciativas que desarrollan en la actualidad logren frenar este año el aumento de suicidios registrados en el 2017, que alcanzó un incremento del 29%.

La Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) procurará un mayor alcance de sus servicios, incluyendo la línea telefónica PAS, enfatizando en su efectividad,

De hecho, la administradora de Assmca, Suzanne Roig, resaltó que el “programa de intervención en crisis” encabezado por la línea PAS pudo haber contribuido a que el aumento en los suicidios del pasado año no fuera mayor.

El 2017 terminó con 253 suicidios, 57 más que los 196 registrados un año antes.

“Quizás esa cifra de 57 se quedó en 57 gracias a la línea PAS y los diversos esfuerzos que se realizaron”, sostuvo Roig. “El por ciento de salvar vidas (con la línea PAS) está en un 100%”.

La funcionaria explicó que llegan a ese dato por el seguimiento que ofrecen a través de sus servicios.

Destacó que desde el inicio de su administración ha aumentado la cantidad de llamadas, lo que atribuyó más a la visibilidad que han logrado de la línea PAS.

Dijo que también continuarán con el seguimiento en las comunidades más afectadas por el huracán María, aunque el aumento de los suicidios no ha sido oficialmente atribuido al ciclón.

La doctora María Coss, coordinadora educativa de la Comisión para la Prevención del Suicidio, señaló que los estudios realizados después del huracán Katrina en Nueva Orleans encontraron un aumento en los trastornos de salud mental pero que hubo una reducción en los suicidios. Sin embargo, las autoridades de esa ciudad reportaron que la tasa se triplicó tras aquel huracán de 2005.

Coss dijo que intentarán obtener una asignación de $20 millones de los Centros de Control de Enfermedades (CDC, en inglés) de Atlanta que se destinaría para la capacitación de personal en hospitales y centros de salud, así como para el fortalecimiento de protocolos.

“Eso significa, por ejemplo, que personal, como enfermeros, cuando reciban una persona, no solamente vean el estado físico, sino que puedan saber si hay una situación de salud mental o emocional para atender”, expuso.

También sugirió que se investigue cuáles fueron los “factores protectores” que contribuyeron a la reducción en suicidios en años previos al 2017.

Por su parte, la secretaria del Departamento de la Familia, Glorimar Andújar, aseguró que en la agencia también están “muy alertas” a la situación de los suicidios.

Dijo que no solamente continuarán con talleres que han ofrecido recientemente, sino que además tendrán la visita de un recurso del Cornell Institute of Geriatric Psychiatry para adiestramientos de cómo “detectar los indicadores de depresión, que pueden desenlazar en un suicidio”.

“Va dirigido específicamente a detectarlo en personas de edad avanzada”, afirmó. “Vamos a estar impactando nuestros trabajadores sociales por dos días y vamos a tener un tercer día para cuidadores de personas de edad avanzada que se puedan beneficiar también de esto”.


💬Ver 0 comentarios