El presidente de la CEE aseguró que ordenó la cancelación de cualquier gestión vinculada con la compra de esas mascarillas. (Archivo / GFR Media)

El presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Juan Ernesto Dávila Rivera, rechazó este miércoles que un ayudante suyo estuviese vendiendo mascarillas a los empleados del ente electoral para así protegerse del COVID-19.

Más bien, dijo que se trató de una iniciativa que tuvo su ayudante, Juan Rosario, de dejarle saber a los empleados que sabía de un lugar en el que podían gestionar la compra de las mascarillas con el logo de la CEE por un costo de $10.

Dávila Rivera aseguró que ordenó la cancelación de cualquier gestión vinculada con la compra de esas mascarillas.

“La información que tengo es que eso se trataba de una iniciativa -ya que será un requisito tener mascarilla- pues el que quisiera se hiciera una con el logo de la Comisión. Fue una iniciativa que tomaron varias personas, no solamente mi ayudante”, explicó.

“Esa orden -que nunca se presentó, que no se hizo nada con eso- no se había hecho todavía. Para evitar situaciones, le dije que descartara esa iniciativa, que bajo ningún concepto -y nadie puede decir- se iba a ganar nada (de dinero) o era obligatorio”, agregó.

La información de que supuestamente un empleado de la CEE vendía mascarillas a $10 trascendió ayer a través de Bonita Radio.

Ninguno de los comisionados electorales consultados por este medio sabía de esa venta, según dijeron.

Desinfectarán edificio de la CEE

Por otro lado, Dávila Rivera indicó que luego de que dos empleados arrojaran positivo al nuevo virus, las instalaciones de la CEE y el edificio de Operaciones Electorales permanecerán cerrados hasta el lunes mientras se espera por la desinfección de ambos edificios, ubicados en Hato Rey.


💬Ver 0 comentarios