Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
(GFR Media)

El Senado aprobó hoy, miércoles, el Proyecto de la Cámara 913 que elimina la prohibición a la introducción, importación, posición y adquisición de los canes de la raza pitbull terriers en Puerto Rico.

La medida se aprobó con 28 votos a favor y ninguno en contra. La prohibición hacia esta raza se estableció a través de la Ley 158-1998

El senador Eduardo Bhatia favoreció el proyecto, ya que libera la raza de unos señalamientos de violencia mal adjudicados.

“En los años que lleva la ley, han intervenido con seis perros. Esta es una ley muerta, una ley que no se sigue y yo creo que la parte controversial es la parte de cómo uno maneja el dueño de un perro que lo entrena para ser un perro agresivo”, señaló Bhatia.

Sostuvo que paralelo a la aprobación de la medida, se debe trabajar con la redacción de un proyecto de ley más punitiva y fuerte hacia los dueños de perros que los entrenan para hacerlos agresivos. “No hay razón ningún para singularizar el Pitbull sobre otro perro”, dijo el senador popular.

Por años la prohibición de determinadas razas de perros ha sido cuestionada por diversos sectores, como el Colegio de Medico Veterinarios, la Sociedad Protectora de Animales y el America Kennel Club, han sostenido que ningún estudio bien fundamentado establece que la peligrosidad de un can es adjudicable solamente a su casa.

Investigaciones por parte de la National Canine Research Foundation de los Estados Unidos indican que la agresividad de un perro está más bien relacionada a que el animal no esté esterilizado, que haya sido víctima de maltrato o haya sido usado para peleas por parte de sus custodios.

“El perro no es agresivo, lo tornan agresivo cuando lo entrenan con ese propósito. Por lo tanto, se desprende de esta medida que los animales son entes sensitivos y dignos de un trato humanitario…la prohibición existente en la actualidad no adelante ningún fin público ni responde a la realidad existente en la actualidad”, argumentó el senador Luis Berdiel, presidente de la Comisión de Agricultura.

Hasta la sesión senatorial llegó Remi Martin, presidente de la entidad The Pitbull World Association, quien se expresó a favor de la determinación senatorial. “Por razones del pasado fue criminalizada pero hoy día viven en un sinnúmero de casas. Son perros sociales, amigables que conviven y comparten en actividades sociales”, señaló.

En Puerto Rico, no existe un registro de animales, lo que evita tener una cifra exacta de cuántos perros de la raza Pitbull Terrier hay en la Isla.   

Dijo que bajo la Ley 154 de Maltrato de Animales ya se penalizan a aquellas personas que crían animales para ser agresivos como a quienes asistan a este tipo de peleas ilegales.  A estas personas se le impone una multa de $10,000 y la posible confiscación del lugar.


💬Ver 0 comentarios