Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La Semana Santa marca un periodo de bonanza para los pescadores, porque suelen aumentar las ventas del producto fresco que a diario buscan mar adentro. Sin embargo, en estos días para esos que muchas veces arriesgan sus vidas en modestos botes también ha sido motivo de esperanza la aprobación de un proyecto federal para rehabilitar dos playas sureñas que fueron seriamente afectadas por un derrame tóxico.


💬Ver 0 comentarios