Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El espacio original de unidad de Servicios Bibliotecarios para Personas con Impedimentos se tuvo que cerrar y los reubicaron en un espacio que no cumple con las necesidades de la población.

El Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico cuenta con al menos 18 bibliotecas y colecciones, pero solo una de ellas es apta para estudiantes con discapacidades. Esto fue así hasta hace tres años, cuando tuvieron que cerrarla y trasladarla a otro espacio más pequeño y ruidoso, que no cumple en suplir las necesidades de la población a la que debe servir.


💬Ver 0 comentarios