Los estudiantes no descartan la posibilidad de exhibir sus trabajos. (Suministrada)

Estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RP) presentaron una contrapropuesta a la convocatoria del gobierno de Nueva York para diseñar un memorial del huracán María con una visión crítica del proceso de recuperación de la isla y todo lo que todavía, casi dos años después, falta por hacer.

Los estudiantes declinaron participar de la competencia anunciada por el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, por entender que el pueblo puertorriqueño aún no se recupera de los estragos que causó el catastrófico sistema atmosférico.

El Nuevo Día conversó con nueve de los jóvenes que crearon un collage de imágenes de lugares reconocidos en Puerto Rico y Estados Unidos contrapuestas con símbolos que visibilizan los estragos que dejó en el país el huracán categoría 4 el pasado 20 de septiembre de 2017.

“Nos negamos a participar de esa competencia desde que se nos propuso la idea porque entendemos que no nos compete y no es el momento. Obviamente, reconocemos que Nueva York quiera ayudar a los puertorriqueños, pero existen muchas otras formas más de ayudar a Puerto Rico luego del paso del huracán María”, destacó Orlando Echevarría, quien cursa su tercer año en el programa de arquitectura.

De haber participado, los jóvenes habrían competido junto a arquitectos internacionales para crear una escultura que ubicará en la ciudad de Nueva York en reconocimiento a la resiliencia que mostró Puerto Rico tras el paso del ciclón.

“Cuando estuvimos discutiendo la convocatoria nos pareció un poco exclusiva porque pedían personas que hayan tenido o hecho esculturas de más de $400,000. Le estaban abriendo la oportunidad de participar a personas que, verdaderamente, no habían vivido la experiencia directa del huracán María”, aseveró Carlos Ríos.

Cuomo estableció en septiembre de 2018 una comisión de 10 miembros para crear el monumento conmemorativo. El presupuesto para el diseño y construcción del memorial es de $700,000.

“Ese presupuesto, para tener una idea sencilla, se puede utilizarpara sufragar los gastos de reconstrucción que necesitan miles de familias en la isla para reponer sus hogares”, indicó, por suparte, el estudiante Pablo Torrens.

Entre las imágenes que crearon los estudiantes se destaca una del Capitolio con el techo cubierto por toldos azules para simbolizar los cerca de 30,000 hogares que aún no cuentan con un techo seguro. 

Otra muestra la bandera de Puerto Rico alterada para mostrarla con el azul del toldo de la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), el rojo por los envases de gasolina que se utilizaron luego del huracán y el blanco de las paletas de agua que se encontraron abandonadas hace tan solo unas semanas en un terreno de Dorado.

“Llegamos a pensar que este monumento sería como ponerle punto final a la experiencia de María, pero eso no es así. Todavía muchos de nosotros sufrimos las consecuencias de los efectos y no queremos que eso sea un punto final”, reclamó Andrea Nieves.

Con sus expresiones coincidió Andrés Santana Miranda, quien añadió que “todos los eventos, incluyendo las manifestaciones (contra Ricardo Rosselló), son una cadena de eventos luego de María y no son excluyentes, son parte de María”.

Los estudiantes de arquitectura en el Recinto de Río Piedras de la UPR destacaron cada una de las experiencias que vivieron junto a sus familias desde la noche en que nos golpeó el huracán hasta el día de hoy.

“Mi familia tiene problemas económicos, por eso se nos ha hecho difícil recuperarnos. Ahora mismo estamos viviendo en un apartamento para dos personas y en mi familia somos cinco”, narró Jeivaniel Fuentes, natural de Morovis. “Es una falta de respeto que se piense en hacer un monumento dando a entender como que ya se acabó la emergencia cuando la realidad es que todavía estamos viviendo las consecuencias”.

Al momento, el grupo de estudiantes discute cómo y dónde pueden exhibir el trabajo que han realizado en respuesta a la convocatoria del gobernador Cuomo.

“Sí nos interesaría hacer una exhibición de los trabajos, aunque, ciertamente, no nos hemos sentado con calma para organizar la logística”, destacó el estudiante Carlos Casillas, a lo que sus compañeros añadieron que les gustaría contar con el apoyo de personas que ayuden a hacer posible la exhibición.

Las contrapropuestas se desarrollaron gracias a la mentoría de su profesor de diseño arquitectónico, Francisco Rodríguez Suárez, quien resaltó la sorpresa que se llevó al ver el resultado de los trabajos de sus estudiantes.

“Ellos (los estudiantes) fueron los que decidieron, unánimemente, crear estos trabajos, porque entendían que las heridas aún están abiertas. Las ideas envuelven críticas, memorias, deseos y las hemos comenzado a compartir en redes sociales, aunque lo ideal sería exhibirlas en algún momento”, aseveró el profesor Rodríguez Suárez.


💬Ver 0 comentarios