Los 16 estudiantes del curso tuvieron vía libre para dibujar en un papel en blanco sus recuerdos por las manifestaciones que se vivieron en la isla. (Suministrada / Ruth Santiago)

Una maestra de español de la escuela Martín G. Brumbaugh del pueblo de Santa Isabel, se llevó una sorpresa cuando sus alumnos de tercer grado, en medio de un ejercicio en el salón de clases, comenzaron a expresar por medio de dibujos su punto de vista sobre las jornadas de manifestaciones que se vivieron en Puerto Rico el mes pasado y que concluyeron con la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

El Nuevo Día conversó con Ruth Santiago, quien lleva 18 años trabajando como maestra en el sistema público y que, a través de su cuenta de Facebook, destacó este miércoles que jamás pensó que el “ejercicio de expresión” que llevó a cabo con sus estudiantes fuera a quedar marcado en la historia puertorriqueña.

El martes, la maestra enlazó la coyuntura histórica que vive el país con el currículo del curso de su clase que comienza por destacar la importancia de saber tomar buenas decisiones.

“Ya yo venía con la inquietud del verano de cómo los niños tomarían el proceso que se estaba desarrollando en Puerto Rico. Me preocupaba cómo ellos podían canalizar todas esas emociones y sentimientos. Lo que habían visto en las noticias o si participaron de las marchas como fue el caso de dos de mis estudiantes que estuvieron allí”, explicó Santiago.

La maestra de español se refiere a las manifestaciones que comenzaron el sábado 13 de julio, en el Viejo San Juan, para exigirle la renuncia al exgobernador Ricardo Rosselló luego que el Centro de Periodismo Investigativo publicara las 889 páginas de un chat de Telegram entre el exfuncionario y otros 11 integrantes que conversaban con lenguaje homofóbico, misógino, sexista, incluyendo insultos a miembros del Partido Nuevo Progresista y la prensa.

Abrí el diálogo mostrando la portada de El Nuevo Día con el gobernador caminando de espalda. Se las mostré y ellos comenzaron a reaccionar y me iban diciendo qué fue lo que pasó, cómo se desarrollaron las experiencias y cuál fue su vivencia”, contó la profesora. “De ahí muchos quisieron hablarme rápido de cómo se desarrolló todo incluyendo las actividades de las manifestaciones”.

Portada de El Nuevo Día

Santiago destacó que entre su grupo de estudiantes, de siete a ocho años, encontró que aquellos que habían asistido a las marchas lo destacaron en sus dibujos, incluyendo los que habían visto solo las noticias o incluso los que leyeron el chat.

“Tengo un estudiante de educación especial que en el dibujo me puso en nubecitas palabras como ‘feo’, ‘gordo’, ‘eres flaco’ y no entendía a qué se refería y por qué había puesto eso. No fue hasta que una de mis compañeras me comentó que esos eran parte de los insultos que escribió Rosselló en el chat y por eso el nene los puso”, resaltó.

Precisamente, entre los dibujos del grupo de estudiantes de tercer grado quedó plasmada la tristeza, la bandera negra de Puerto Rico, la algarabía de las manifestaciones, la división entre el perímetro de la Policía y los manifestantes así como la certeza de los niños y niñas de que había sido el pueblo puertorriqueño el que se había tirado a la calle para exigir la renuncia de su gobernante.

“Tengo que resaltar dos estudiantes que fueron a la manifestación, me lo mencionaron y otro me dijo que estaba fuera de Puerto Rico y que se enteraba de todo por CNN y dibujó lo que veía en la televisión. A mí eso me tomó por sorpresa”, añadió Santiago.

“Hoy, precisamente, estamos hablando de otras cosas que pudieron realizar en el verano una vez finalizamos con la discusión sobre tomar buenas y malas decisiones. Ayer lo que hice fue abrir el conocimiento de los chicos y que tuvieran la oportunidad de expresarse de acuerdo con lo que sintieron por las pasadas semanas”, abordó.

La maestra tomó la oportunidad de destacar que espera que el Departamento de Educación (DE) tome en cuenta el evento histórico que se vivió en la isla para implantar un currículo especial que se enseñe en el sistema público de enseñanza desde el nivel elemental.

“Ya yo había observado varios compañeros que estaban haciendo un currículo para integrarlos a nivel superior, pero me habían dejado a los chiquitos tal y como hicieron con el huracán María. Para aquel entonces, el departamento preparó un currículo especial para tomar en cuenta aquel evento atmosférico que nos cambió la historia cuando nos afectó, pero para este año no se preparó un currículo y por eso yo tomé la iniciativa para fomentar en los niños la capacidad que ellos tienen para profundizar en sus pensamientos”, manifestó Santiago.

Al momento, el nivel elemental del DE no cuenta con un curso de estudios sociales en sus grados de primero a tercero, sino que no es hasta que los estudiantes llegan a cuarto grado cuando toman su primer curso de historia puertorriqueña.

“Eso no puede ser así, yo no estoy de acuerdo con eso. Ellos (DE) eliminaron ese currículo en los primeros grados y me parece una movida muy mal hecha, porque nuestros niños necesitan historia, necesitan saber de su país. También se tiene que enseñar los símbolos patrios. Eso fue lo que más que se utilizó en las pasadas manifestaciones”, solicitó la maestra, quien sugirió, a su vez, que el sistema público cuente con un curso de historia que pueda comenzarse desde kindergarten.

Santiago aprovechó, además, para invitar a sus compañeros a realizar la misma iniciativa que ella ejecutó “por el bien de los niños y niñas”.

“Tuve una compañera que me dijo que va a seguirme los pasos para hacerlo con su grupo de octavo grado y yo le dije que con ellos puede hacer más porque los de octavo te pueden escribir y hacer un ensayo. Me parece que el departamento debe fomentar un currículo especial sobre estos hechos”, finalizó.


💬Ver 0 comentarios