El médico llevaba sobre 20 años en la práctica médica. (Facebook)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

---

El pediatra Víctor de Jesús, quien llevaba hospitalizado unas tres semanas en la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital HIMA de Caguas, murió esta madrugada a consecuencia del coronavirus COVID-19, por lo que es el primer médico del país en morir de esta enfermedad.

“Llevaba unas tres semanas hospitalizado y, desde el principio, se complicó y se conectó a un ventilador”, informó el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico.

El líder de los médicos no pudo precisar la edad de De Jesús, pero estableció que tenía más de 50 años y llevaba sobre 20 años en la práctica médica.

Por otra parte, responsabilizó a los hospitales del país por esta y otras muertes que puedan surgir entre profesionales de la salud relacionadas a este virus.

“Esto es culpa de los hospitales, que no le dan el material protectivo a sus empleados”, alegó Ramos, quien responsabilizó directamente a los administradores de los hospitales del país.

Según Ramos, el pediatra se contagió mientras atendía pacientes en el hospital y no tenía provisto el equipo de protección personal adecuado que sirve de barrera para minimizar el riesgo de contagio.

Esto incluye mascarillas, batas, guantes, “shoe covers” y “face shield”, entre otros.

Según se ha denunciado, este equipo escasea a nivel nacional, pero es vital para proteger al personal en la primera línea de defensa de asistencia al paciente, como los médicos y el personal de enfermería, entre otros.

Reaccionan a su muerte

El licenciado Armando Rodríguez Benítez, presidente del Grupo HIMA San Pablo, envió sus condolencias a la familia del pediatra.

“Este fallecimiento es una gran pérdida para nuestra institución. Le damos nuestro más sentido pésame a su esposa, familiares, amigos y colegas de su práctica privada. Nuestros médicos lucharon incansablemente por su colega, pero esta terrible enfermedad pudo más. En honor a él continuaremos trabajando con el ahínco y sentido de responsabilidad que nuestros pacientes necesitan de nosotros, para juntos seguir la lucha contra esta pandemia”, expresó.

Mientras, la doctora Carmen Suárez, presidenta de las Sociedad Puertorriqueña de Pediatría, dijo que “lamentamos profundamente la pérdida de un excelente pediatra a causa de esta enfermedad”.

Suárez coincidió con Ramos en que urge que el personal de salud esté protegido con el equipo necesario para poder atender los casos de COVID-19.

“Definitivamente, los médicos y los trabajadores de la salud tienen que protegerse con el equipo adecuado para evitar contagios”, sostuvo.

El alcalde del pueblo de San Lorenzo, José “Joe” Román Abreu, también lamentó el fallecimiento del pediatra, quien laboraba en el Centro Pediátrico Samaritano, de su pueblo, desde el 1994.

“Hoy la tristeza y el dolor se ha multiplicado en nuestro pueblo de San Lorenzo. Todos unidos elevamos una oración al Todopoderoso para que el consuelo encuentre un espacio en nuestros corazones y nos permita superar el dolor ante la pérdida de uno de los más queridos hijos de nuestro pueblo”, dijo el ejecutivo municipal en declaraciones escritas.

Román Abreu agregó que De Jesús fue ejemplo de “sacrificio y abnegación al honrar su juramento de procurar el bienestar de sus pacientes bajo toda circunstancia”.

“Reciba su esposa, su familia inmediata, amigos y todos nuestros vecinos las más sentidas condolencias y la reciprocidad de nuestro amor y respeto por nuestro héroe”, sostuvo.

Ayer trascendió también la muerte de un médico puertorriqueño que trabajaba en el estado de la Florida. Según medios estadounidenses, este fue identificado como el doctor Luis Caldera Nieves, un ginecólogo que llevaba más de 25 años de práctica médica en el sistema de salud de la Universidad de Miami.

Caldera Nieves, natural de Bayamón, estudió en la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico y luego hizo su residencia en el Centro Médico San Juan Bautista, en Caguas.


💬Ver 0 comentarios