Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

A Marvel, quien tenía 80 años de edad al momento de su deceso, le sobreviven su esposa Lucilla y su hijo Jonathan Marvel. (Xavier J. Araújo Berríos)

El Estadio Juan Ramón Loubriel y la Casa Alcaldía de Bayamón, la Plaza de la Rogativa en el Viejo San Juan, el Paseo de Diego de Río Piedras, el Convento de las Carmelitas, los edificios de Educación y Ciencias Naturales del recinto riopedrense de la Universidad de Puerto Rico, el Centro Europa de Santurce, todos estructuras y espacios poseedores de una identidad fuerte y definidad que -sin pasar desapercibidos- armonizan con su entorno y con el paisaje puertorriqueño. Estos tienen en común haber nacido de la imaginación y creatividad del arquitecto Thomas Marvel.


💬Ver 0 comentarios