Los damnificados podrán recibir hasta un máximo de $35,000 por los daños sufridos por las residencias. (GFR Media)

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha recibido hasta hoy, viernes, 11,000 solicitudes de asistencia en relación a los sismos registrados al sur y suroeste de Puerto Rico.

Así lo informó Alex Amparo, coordinador de FEMA para Puerto Rico.

En relación a las solicitudes, el funcionario indicó que la agencia federal ya ha aprobado $1.8 millones para ayuda individual de damnificados.

Sin embargo, no pudo detallar hoy cuánto de esa cantidad aprobada había sido destinada para alquiler y cuánto era por los daños sufridos por las viviendas.

Mientras, Amparo indicó que 1,164 casas han sido inspeccionadas por los 163 peritos de FEMA, cantidad que el funcionario espera que aumente en los próximos días para agilizar el proceso.

Por su parte, el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastreas (NMEAD) ha realizado 2,069 inspecciones de casas en 16 municipios.

De ese total, NMEAD han clasificado 126 casas como destruídas; 598 con daño mayor; 698 con daño menor; y 647 afectadas.

"Reconocemos la urgencia", sostuvo Amparo en conferencia de prensa. "Estamos mirando todas las opciones".

Los damnificados podrán recibir hasta un máximo de $35,000 por los daños sufridos por las residencias.

El secretario de Asuntos Públicos de Fortaleza, Osvaldo Soto, reconoció que "con $35,000 (un damnificado) no se comprará propiedad, pero sí va a poder hacer unos movimientos para moverse a otra propiedad" en combinación con otras ayudas que gestiona el gobierno.

Destacó que ayer continuaban las reuniones de la gobernadora Wanda Vázquez Garced con representantes de instituciones bancarias y cooperativas para identificar viviendas que puedan ser rentadas, incluyendo casas reposeídas.

Hace varios días, Vázquez dijo que dos bancos le habían planteado que en el área sur tenían menos de cien casas, pero que estaban buscando cómo ampliar la oferta a otros municipios.

De manera que aunque buscan ofrecer opciones para que las familias se mantengan en su mismo pueblo o al menos en el área sur, algunos podrían estar sujetos a reubicarse en otras áreas.

"Hay distintas etapas. Están las etapas que provee el estado y las que provee el gobierno federal, desde el punto de vista de FEMA. Recordemos que es reciente el desastre mayor y se abre una ventana de oportunidades de reubicación", planteó William Rodríguez, administrador de la Administración de Vivienda Pública.

"FEMA va a comenzar a prender distintos programas para reubicar a estas familias de forma temporera y a la misma vez comienzan a abrirse unos programas de FEMA, también para reubicaciones permanentes, que incluye reparación de hogares, los fondos de $35,000, y las aseguradoras tienen que hacer su función, y también nuestras alternativas de vivienda pública y Sección 8, entre otras que hay", añadió.

Según el secretario designado del Departamento de Seguridad Pública, Pedro Janer, 808 personas han sido orientadas para el programa de Sección 8, de las cuales 592 solicitudes han sido sometidas.

Mientras, 1,237 personas han sido orientadas para vivienda pública, de las cuales 103 completaron sus solicitudes y solamente nueve peticiones han sido radicadas y las unidades asignadas.


💬Ver 0 comentarios