La compañía de transporte marítimo aseguró que no hubo pasajeros en riesgo por la situación. (GFR Media)

La compañía Ferries del Caribe evaluará “caso a caso” si devolverá el dinero a los pasajeros que salieron anoche en una de sus embarcaciones, el MV Kydon, y tuvieron que regresar al muelle de San Juan al cabo de varias horas por “desperfectos mecánicos” en el barco.

Así lo informó Néstor González, presidente de la empresa de transporte marítimo, quien aseguró que la decisión de haber regresado al puerto de San Juan fue realizada en conjunto entre el capitán de la embarcación y la gerencia de la empresa sopesando la seguridad de la tripulación.

“Este incidente no causó daños mayores a la embarcación, no hubo personas afectadas ni en riesgo y se activaron todos los protocolos de seguridad”, sostuvo González.

En la embarcación había 191 personas a bordo y quedaron detenidas esta madrugada en el Muelle Panamericano, en San Juan, luego que el barco regresara al puerto debido a "desperfectos mecánicos", a pesar de que ya se encontraba en altamar.

Según González, Ferries del Caribe activó un plan para manejar la situación que consistió en comunicarse con los pasajeros que tienen reservaciones en las próximas dos semanas, así como con los que intentaban hacer la travesía ayer.

“La situación se está atendiendo con premura para poder reiniciar el servicio tan pronto sea posible”, indicó el ejecutivo.

Comentó que la evaluación “caso a caso” incluirá desde la devolución de dinero, la otorgación de crédito para otro viaje o cambio de fecha para otra reservación.

González aseguró que el compromiso de la compañía es “mantener la principal ruta comercial entre República Dominicana y Puerto Rico”.

Por su parte, José Rodríguez, presidente del Comité Dominicano de Derechos Humanos, expresó esta mañana que su preocupación principal por la situación es su sospecha de que el barco salió aun sabiendo de la avería con la intención de que los pasajeros gastaran dinero en los servicios que brinda la embarcación durante el trayecto.

"Sospechamos que lo hicieron a propósito para que gastaran dinero en el trayecto porque salieron a las 7:00 p.m. y en el trayecto de San Juan a Aguadilla viraron a las 10:00 p.m. porque el ferry se apagó en altamar", alegó.

Según Rodríguez, personal de Ferries del Caribe les prometió a los pasajeros que les pagarían el costo de un taxi y de sus pasajes, pero esto no ocurrió.

"Todo fue una mentira para sacarlos del muelle", opinó al comentar que durante la noche y la madrugada los pasajeros quedaron esperando en el muelle por que alguien los buscara y muchos tuvieron dificultad para conseguir salir de allí.

"No es la primera vez que el Ferry hace esto. Esto es recurrente y estamos cansados. Queremos explicación. Esto es un abuso", lamentó.

Agregó que próximamente organizarían un piquete frente al edificio Cobián Plaza, donde Ferries del Caribe tiene sus oficinas.

Según Rodríguez, muchas personas aprovechan viajar a su país en la República Dominicana para llevar comestibles y medicinas, las cuales cuando ocurren situaciones como esta se dañan.


💬Ver 0 comentarios