Los trabajadores del COE en Ponce oran antes ayudar a las personas luego de los sismos más recientes en la región sur de la isla.

El terremoto de esta mañana con una magnitud de 5.9 cambió los planes que tenía el equipo de trabajo del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) para los municipios que componen la región de Ponce, por lo que tuvieron que rehacer los planes trazados, coincidieron Nino Correa y Francisco Bruno Orellano, coordinadores de la operación en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) localizado la ciudad señorial.

“Después del movimiento que tuvimos durante la mañana, que fue sentido en toda la isla, hemos tenido que cambiar toda nuestra agenda de trabajo. Hoy se iba a continuar las inspecciones por parte de FEMA, ingenieros y del Negociado de Manejo de Emergencias para completar la petición de desastres para Puerto Rico, pero hemos tenido que reconfigurar todo el operativo y lo que estamos ahora es verificando infraestructura que los alcaldes nos están informando que probablemente sufrieron nuevos daños o empeoraron”, explicó Bruno Orellano.

Según Bruno Orellano, quien dirige el Negociado en esta región, todos los refugios serán evaluados para determinar si con los nuevos temblores de tierra siguen aptos para acoger a las personas sin hogar o que buscan protección en los distintos lugares que el gobierno ha dispuesto para ellos.

“Lo que pudimos levantar hasta horita, antes que se moviera, ya eso está en cero. Ahora volvemos a retomar”, dijo Correa a las brigadas antes que salieran hacia distintos municipios para evaluar el estado actual de la situación tras el fuerte sismo de esta mañana.

En el COE, el Negociado organizó cuatro grupos de trabajo que se moverían a distintos municipios. Los acompañarán cerca de 40 ingenieros y arquitectos voluntarios que se encargarían de evaluar los refugios y otras estructuras.

Además del entrenamiento profesional, varios miembros de este grupo han tenido adiestramientos en evaluaciones de daños post terremotos, dijo Héctor Colón de la Cruz, quien dirige la American Society of Civil Engineers (ASCE).

“Las Oficinas de Manejo de Emergencia locales están en la calle rehaciendo las evaluaciones nuevamente”, dijo el director regional del Negociado.

No obstante, explicó que los alcaldes deben entregar hoy sus informes preliminares de daños, que tendrían que ser enmendados si ocurren nuevos daños.

En el Municipio de Ponce, un grupo del NMEAD evaluaría varias estructuras en el casco urbano, La Guancha y otros lugares en los que el más reciente sismo causó nuevos estragos.


💬Ver 0 comentarios