Javier Balmaceda, como otras voces, reclamó en su análisis mejorar y extender el acceso de la Isla a fondos de Medicaid. (Vanessa Serra Díaz)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Washington - El Centro de Prioridades y Política Pública Presupuestaria (CBPP) advirtió hoy que ninguna jurisdicción tiene más necesidades en esta emergencia del coronavirus que Puerto Rico, debido a los desastres naturales a que se ha enfrentado y la inequidad en el acceso a programas federales de bienestar social.

“Entre los mayores desafíos económicos de Puerto Rico se encuentran la pobreza crónica alta, especialmente entre los niños, y la baja tasa de participación laboral”, indicó Javier Balmaceda, analista senior de Política Pública del CBPP sobre Puerto Rico.

Balmaceda aludió a que Puerto Rico recibe un acceso insuficiente a asistencia alimentaria, al programa de Medicaid y el crédito contributivo por niños dependientes (CTC), mientras mantiene un crédito por ingresos devengados propio, con limitados fondos.

“Puerto Rico no solo necesitará asistencia en diversas áreas que sea totalmente equivalente a la que se brinda en los estados, sino que también necesitará disposiciones especiales que reconozcan que los programas sociales en el Estado Libre Asociado a menudo tienen reglas diferentes y diseños considerablemente menos generosos que los de los estados- y que Puerto Rico entró en esta crisis en una posición mucho más débil que la mayoría o todo el resto del país”, indicó Balmaceda.

Los líderes del Congreso han comenzado a discutir, por lo menos públicamente, las propuestas que pueden ser incluidas en una próxima legislación de estímulo económico, que algunos denominan como Cares 2, en referencia al estatuto de finales de marzo, al cual se le añadieron $484,000 millones a finales de abril.

Los demócratas quieren que la próxima medida incluya fondos para asistir fiscalmente a los gobiernos estatales y locales, nuevas asignaciones de asistencia alimentaria, para infraestructura en el área de salud, el Servicio Postal y el fortalecimiento del voto por correo.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, quiere legislar inmunidad para empresas que reabren en medio de la pandemia, mientras el presidente Donald Trump todavía insiste en lograr una reducción en el pago de nómina al Seguro Social.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, congresistas demócratas encabezados por Nydia Velázquez, y organizaciones sin fines de lucro han reclamado que la próxima legislación incluya el proyecto demócrata aprobado por la Cámara de Representantes en febrero pasado que asigna $4,890 millones para mitigar principalmente los recientes sismos en la Isla.

Balmaceda, como otras voces, reclamó en su análisis mejorar y extender el acceso de la Isla a fondos de Medicaid, dinero para mitigar la crisis fiscal, más fondos adicionales al Programa de Asistencia Nutricional (PAN) para asistir a las familias de los estudiantes de Puerto Rico, como se permite en los estados, durante la emergencia del coronavirus, y pleno acceso a los créditos EITC y CTC, entre otras cosas.


💬Ver 0 comentarios