Cuando se estableció AES Puerto Rico, la empresa aseguró que estos residuos de la combustión de carbón serían sacados de la isla y desechados o vendidos en otras jurisdicciones. (GFR Media)

Líderes comunitarios y ambientales esperan que, entre los primeros asuntos que atienda la gobernadora Wanda Vázquez Garced en el 2020, sea la aprobación del Proyecto del Senado 1221 que prohibiría en Puerto Rico la disposición de las cenizas que produce el carbón que se usa para generar electricidad.

Víctor Alvarado, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas, explicó este martes que la última vez que se lograron comunicar con funcionarios de La Fortaleza se les informó que la mandataria tenía la intención de tomar una determinación sobre la iniciativa para el 2 de enero, pese a que tiene hasta el 9 de enero para convertir en ley el proyecto de la autoría del senador Larry Seilhamer.

“Esperamos que cumpla con la palabra que nos dio… Ella (Vázquez Garced) había dicho que favorecía el proyecto. En estos días, hemos seguido la presión porque no sabemos si lo va a aprobar o no”, dijo Alvarado a El Nuevo Día.

“Ella nos dijo que ella siempre había estado en contra. Nos dijo que no era candidata y que podía firmarlo. Yo espero que ahora que es candidata no se eche para atrás”, dijo, por su parte, Jimmy Borrero, portavoz del Campamento contra las Cenizas, ubicado a pasos del vertedero de Peñuelas.

De ordinario, un gobernante tiene 30 días para aprobar una medida que llegue a su despacho durante el receso legislativo.

El proyecto de ley, en términos prácticos, elimina o restringe los “usos beneficiosos” del Agremax -mezcla de ceniza y agua- que la empresa AES Puerto Rico genera en Guayama como parte de sus operaciones como productora del 17% de la electricidad que se consume en la isla.

Cuando se estableció AES Puerto Rico, la empresa aseguró que estos residuos de la combustión de carbón serían sacados de la isla y desechados o vendidos en otras jurisdicciones. Para el 2014, la empresa intentó depositar estos desechos en el vertedero de Peñuelas, lo que generó intensa oposición comunitaria.

“Es mejor que lo prohíban. En el barrio de nosotros no van a poder entrar, y vamos a hacer todo lo que sea posible para protestar e impedir que tiren las cenizas aquí”, alertó Borrero.

En una audiencia legislativa en octubre, Jesús Bolinaga, directivo de AES en el Caribe, afirmó que el proyecto de ley, si es aprobado, pondría en riesgo la capacidad de la empresa de producir electricidad.

La medida, además de eliminar los “usos beneficiosos” de los residuos de carbón, establece que las cenizas no podrán ser almacenadas por periodos mayores a los 180 días a menos que esté en un compartimiento tipo silo.


💬Ver 0 comentarios