Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Tras el paso del huracán María en septiembre, las inundaciones en las calles de Ocean Park, en San Juan, demoraron varios días en disiparse. (horizontal-x3)
Tras el paso del huracán María en septiembre, las inundaciones en las calles de Ocean Park, en San Juan, demoraron varios días en disiparse. (Ramón “Tonito” Zayas)

Universidades, agencias gubernamentales y entidades científicas están en conversaciones para desarrollar aquí proyectos piloto de investigación sobre el aumento en el nivel del mar, que produzcan soluciones al problema de inundaciones que ya afecta a comunidades costeras o cercanas a cuerpos de agua.

Aurelio Mercado, oceanógrafo de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Mayagüez, explicó que uno de los proyectos consistiría en hincar pozos con instrumentos de medición del nivel freático (de inundación) en varios puntos del área metropolitana.

En principio, los pozos se hincarían en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín y la urbanización Ocean Park. Ambas áreas son propensas a inundaciones, aunque no llueva.

“Queremos medir cómo varía el nivel freático respecto al tiempo y ver si podemos sacar una tendencia. El plan es someter una propuesta a FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) para hincar los pozos. Estamos en contacto con la FAA (Administración Federal de Aviación) para ver si nos dan el permiso para hincar un pozo en algún lugar del aeropuerto”, dijo Mercado.

En este proyecto colaboran profesores e investigadores de la UPR, el Programa Sea Grant y el Servicio Geológico de Estados Unidos, entre otros grupos.

Alerta ciudadana

Otro proyecto que está tomando forma permitiría, a largo plazo, que la ciudadanía reciba alertas o avisos de inundaciones costeras por marea alta.

Ernesto Rodríguez, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología, indicó que “oficialmente” aún no hay una investigación iniciada, pero “surgió la pregunta” de si en la isla hay áreas que se inundan por la marea.

“El primer paso sería entrevistar a los residentes de lugares como Ocean Park, el caño Martín Peña y El Condado, que se ven afectados en ocasiones. Eso habría que correlacionarlo con los datos de los mareógrafos y ver si, realmente, las inundaciones ocurren durante mareas extremas o si están asociadas a otra cosa”, explicó.

Rodríguez contó que en jurisdicciones como Nueva York y Nueva Jersey, en las que la amplitud de las mareas es mayor que aquí, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica ya estableció unos “thresholds” (umbrales) de alerta a la ciudadanía. Dependiendo del alto de la marea, se emiten avisos de inundaciones leves, moderadas o mayores.

“Aquí se nos puede hacer más difícil, porque la diferencia entre la marea alta y baja es apenas dos pies. Lo primero es ver si realmente tenemos un impacto en la sociedad asociado a esto. Si se comprueba, entonces sometemos una propuesta sobre la necesidad de tener aquí esos umbrales”, puntualizó Rodríguez.


💬Ver 0 comentarios