Personal de Rentas Internas de Hacienda incautaron todas las bebidas alcohólicas ayer en la tarde en el negocio penalizado. (Suministrada)

El Departamento de Hacienda suspendió por primera vez la licencia de venta de bebidas alcohólicas a un negocio en Puerto Rico por violación al toque de queda establecido para evitar la propagación del coronavirus COVID-19.

El secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea, informó en comunicado de prensa que la medida se tomó luego de que el comerciante continuara con la venta, pese a una primera advertencia de que la orden ejecutiva prohíbe la operación de ciertos negocios que propicien la reunión de ciudadanos, como parte de los esfuerzos para detener el contagio del COVID-19.

“Siguiendo los procedimientos dispuestos en el Código de Rentas Internas, el 17 de marzo de 2020, el Departamento le envió una comunicación electrónica, a través de la cuenta del Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI), a la propietaria del Prime Time Sport Bar, localizado en la zona turística de Condado, notificando un Aviso de Intención de Suspensión de Licencia Bajo Disposiciones de la (Orden Ejecutiva) OE 2020-23”, explicó el funcionario.

Según Parés, se le brindó la oportunidad a la comerciante para exponer las razones por las que Hacienda no debería proceder con la suspensión de la licencia de bebidas alcohólicas, lo cual fue ignorado.

Destacó que, luego de la suspensión de licencia, el comercio continuó con la venta de bebidas alcohólicas, por lo que agentes de Rentas Internas intervinieron y confiscaron la mercancía.

Ayer en la "tarde nuestros agentes de Rentas Internas y del Negociado del Impuesto al Consumo, se personaron al establecimiento e incautaron todas las bebidas alcohólicas”, abundó Parés.

Este es el primer establecimiento al que se le suspende la Licencia de Traficante al Detalle de Bebidas Alcohólicas desde que entró en vigor la orden ejecutiva del toque de queda.

Entre el martes 17 y el viernes 20 de marzo, el Departamento inspeccionó 2,764, establecimientos y se realizaron ocho orientaciones sobre las operaciones de establecimientos.

El secretario, indicó que el personal de Hacienda se mantendrá en la calle evaluando el cumplimiento.

“Continuaremos velando por el fiel cumplimiento de la Orden Ejecutiva y, de ser necesario en los casos que proceda, notificaremos suspensiones y revocaciones adicionales. Los ciudadanos también pueden colaborar con este esfuerzo que realizamos por la salud de todos, enviando información confidencial a través de https://suri.hacienda.pr.gov”, destacó.

La Orden Ejecutiva 2020-023, estableció un toque de queda, a partir de las 9:00 p.m. del 15 de marzo de 2020, ordenando un cierre total de centros comerciales, cines, discotecas, salas de conciertos, teatros, salones de juego, casinos, parques de atracciones, gimnasios, bares o cualquier lugar análogo o evento que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en un mismo lugar. En caso de cualquier incumplimiento por parte de cualquier persona o empresa con lo dispuesto, se dispone que se implementarán las sanciones y multas establecidas por cualquier ley aplicable.

La Sección 6023.03 del Código de Rentas Internas de 2011, según enmendada, confiere la autoridad al Secretario de Hacienda para revocar o suspender las licencias de bebidas alcohólicas a todo poseedor que violare los reglamentos o las normas establecidas por el Secretario o cualquier otra causa razonable y justa después de oír a la persona interesada.

De no estar de acuerdo con la determinación del Departamento, el comerciante podrá recurrir, mediante la radicación de una querella al amparo de la Ley Núm. 38 de 30 de junio de 2017, según enmendada, conocida como la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme.


💬Ver 0 comentarios