El profesor pertenece al Departamento de Ciencias Sociales. (GFR Media)

La rectora de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, Glorivee Rosario Pérez, confirmó hoy, jueves, que se activaron los protocolos para investigar las acciones de un profesor tras este entregar un prontuario a sus alumnos en el que expresó que “las conductas” de la comunidad LGBTTIQ+ son“incorrectas”.

En declaraciones enviadas a El Nuevo Día, la doctora indicó que se comenzó una investigación contra el profesor Walter Bruckman, quien fue señalado a través de las redes sociales por entregar el documento con una "nota aclaratoria" sobre la normativa de la universidad en la que "se prohíbe el discrimen por razón de sexo y género en todas sus modalidades, incluyendo el hostigamiento sexual".

"La Universidad de Puerto Rico en Cayey tiene una política de cero tolerancia contra el discriminen, en todas sus modalidades, y procederemos con firmeza a atender las quejas y querellas que se presenten, siempre dentro del marco legal establecido por nuestras leyes y reglamentos”, declaró la rectora. “Ya están activados los procesos y protocolos correspondientes para atender el asunto”.

El profesor, quien pertenece al Departamento de Ciencias Sociales, destacó que debía hacer la aclaración en su prontuario respecto a la política de cero tolerancia contra el discrimen porque “la frase que dice que no se discrimina por razón de sexo y género en todas sus modalidades constituye una declaración que es muy amplia”.

“Debo aclarar que, por razones religiosas, yo creo que la conducta homosexual, lésbica, bisexual, trasvestis, transgénero, transexual, intersexual y queer son conductas incorrectas, ya que Dios las prohíbe”, estableció Bruckman en su prontuario. “Repito, Dios condena como pecado todas esas conductas”.

En el prontuario, el profesor cita a la Biblia e inserta enlaces a páginas cibernéticas con vídeos y documentos sobre el tema.

Bruckman sostiene en el prontuario que "ni la conducta homosexual, ni la conducta heterosexual de ningún estudiante ejerce ninguna influencia en mi persona a la hora de evaluar el trabajo académico de un estudiante. Si un estudiante "motu propio" me declara ser homosexual, esa información no ejerce en mi ninguna influencia que me impida evaluar con objetividad su labor académica. De la misma forma, si un estudiante sabe lo que yo creo sobre la conducta homosexual y para congraciarse me declare ser heterosexual, eso no ejerce ninguna influencia en mi a la hora de evaluar su labor académica".

Según el profesor, el 25 de agosto fue convocado a una reunión en el Departamento de Ciencias Sociales en la que se le informó que era investigado por el uso del lenguaje que usa en su salón. También le indicaron que tenía que añadir obligatoriamente en sus prontuarios las certificaciones de la Junta Universitaria sobre la política de no discrimen.

En dicha reunión Bruckman habría indicado que "si la administración de la Universidad quería promover esos valores que van en contra de mis creencias religiosas y en contra de los fueros de la Universidad, lo más fácil era que fuera la administración universitaria la que entregara esas certificaciones a los estudiantes".

Anexo Prontuarios ECON 3021... by Anibal Y. Lopez Correa on Scribd

Sus expresiones fueron condenadas por el presidente del Consejo General de Estudiantes de la UPR en Cayey, Leonardo Rosario, quien aseguró que el cuerpo estudiantil ya está en contacto con la administración universitaria.

“El Consejo General de Estudiantes considera las declaraciones inexcusables y no toleramos este tipo de aseveraciones porque la universidad se enorgullece de tener una diversidad de comunidad universitaria y más inexcusable aún si viene de parte de un profesor que pertenece a un departamento (Ciencias Sociales) que se dedica a promover el empoderamiento de la diversidad”, aseveró Rosario en entrevista con este medio.

“Vamos a continuar defendiendo una comunidad de aprendizaje que sea diversa e inclusiva. Estamos en comunicación con la administración para considerar los procesos a seguir en este asunto”, añadió.

Mientras, la oficina del presidente de la UPR, Jorge Haddock, indicó que evaluarán los hechos.

“La investigación debe comenzar por el recinto debido a la autonomía que tiene cada uno. Nosotros solicitamos la información al recinto para evaluar la situación”, indicó a El Nuevo Día la portavoz de prensa de la oficina del presidente, Joan Hernández.

El activista de la comunidad LGBTTIQ+ Pedro Julio Serrano acudió, a su vez, a la red social Twitter para condenar las expresiones del profesor.

“¡WAO! Este prontuario es una violación explícita a la política de no discrimen por orientación sexual e identidad de género de la UPR. Espero que la @uprcayey tome cartas en el asunto y corrija este discrimen. ¡Es totalmente inaceptable!”, escribió en su tuit.

Este medio intentó conseguir una reacción por parte del profesor, pero al momento, no se ha recibido respuesta.


💬Ver 0 comentarios