En la foto David Skeel y José Carrión llegando a la reunión que se celebró en la Casa de la Cultura de Comerío (semisquare-x3)
En la foto David Skeel y José Carrión llegando a la reunión que se celebró en la Casa de la Cultura de Comerío. (Gloria Ruiz Kuilan)

Comerío - La directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko, dejó claro hoy que no habrá subsidio alguno del Estado para los municipios porque no es consistente con el plan fiscal certificado.

De manera precisa mencionó que la “Ley para la Reducción de las Cargas Administrativas de los Municipios” (Ley 29-2019) que exime a los ayuntamientos del pago al plan de la Reforma de Salud y de las pensiones a través del PayGo es un nuevo subsidio.

“Ese es un nuevo subsidio del Estado así que no. No está en el plan fiscal y representa aproximadamente $300 millones anuales que no están en el presupuesto y nadie ha identificado $300 millones en el presupuesto”, sostuvo Jaresko la finalizar una reunión con el alcalde de Comerío, Josian Santiago, uno de los 10 que fueron seleccionados para un proyecto piloto.

De hecho, ayer la JSF -mediante una carta enviada al gobernador Ricardo Rosselló Nevares y los presidentes legislativos, les hizo saber que el gobierno no le proveyó “un estimado formal del impacto fiscal” de la Ley 29, que es de reciente aprobación. Hacen constar que en la notificación enviada por el gobierno tras la aprobación del estatuto no hubo tal estimado más allá de decir que la ley “no era significativamente inconsistente con el plan fiscal”.

La JSF concluye que la notificación emitida por el gobierno, el pasado 3 de junio, es “deficiente en dos formas”. Precisan que el gobierno no puede concluir que el estatuto no es significativamente inconsistente con el plan fiscal cuando ellos mismos reconocen que impactan el pago de las pensiones y que encomendaron un estudio actuarial que “aún no han completado”.

Además, la JSF expone que el gobierno no proveyó un estudio del impacto que tendría la Ley 29 en el plan fiscal certificado.

“La certificación emitida por el gobierno no identifica el financiamiento u otras medidas para cubrir los cientos de millones de dólares adicionales asociados con la Ley 29”, indica la carta.

Jaresko destacó que la preocupación de los alcaldes para saber si se queda o no vigente la Ley 29 fue objeto de discusión durante la reunión con Santiago. La Ley 29 contempla revivir el Fondo de Equiparación, un pote de dinero que es distribuido entre los municipios. Ese fondo, de acuerdo con el primer plan fiscal certificado está destinado a desaparecer para el 2021.

En la reunión también participó el presidente de la JSF, José Carrión y otro miembro de ese cuerpo, David Skeel. Sin embargo, Carrión no estuvo disponible para dialogar con la prensa al finalizar la reunión.

Los miembros de la JSF llegaron a Comerío bajo fuertes medidas de seguridad y en medio de una manifestación. Esta fue la primera reunión de la JSF con uno de los alcaldes escogidos para formar parte del proyecto piloto que crearon en mayo.

El alcalde de Comerío es el primero de los 10 alcaldes del proyecto piloto al que la JSF visita de manera individual. 

Santiago recibió primero en la alcaldía a los tres miembros de la JSF. 

Tras unos minutos de diálogo el cuarteto se dirigió en auto separados y resguardados por escoltas y miembros de la Policía hasta la Casa de la Cultura Cacique Comerío. Allí decenas de manifestantes recibieron al alcalde, ón y Jaresko. 

Santiago fue el primero en llegar y fue aplaudido por los manifestantes que también le gritaban "resiste". 

Sin embargo, una vez se bajaron del auto Jaresko y Carrión, fueron abuchados por los manifestantes. Incluso, a Carrión le gritaron "sucio". 

El padre Pedro Ortiz encabezaba la manifestación e incluso ofreció una misa en el lugar. 

"El primer objetivo es  tener la oportunidad de seguir orando por la unidad del pueblo para generar más lucha cada día", dijo a preguntas de El Nuevo Día. 

"El segundo objetivo es orar y reflexionar para que se erradique la pobreza en Puerto Rico y sobretodo en Comerío, y que haya justa distribución de riquezas, para orar y que podamos superar el escollo que representa -de injusticia- la Junta de Control dictatorial" agregó el cura católico. 

Recalcó que la manifestación era "un rechazo claro a la Junta de control dictatorial". Algunos de los manifestantes cargaban con cruces blancas con los nombres de los 10 municipios seleccionados por la JSF para entregar un plan fiscal. La JSF determinó  en mayo pasado que los 78 municipios estarán cocinados por la ley federal Promesa. 

Los 10 municipios que forman parte del proyecto piloto son Aibonito, Camuy, Cidra, Barranquitas, Orocovis, Quebradillas, San Sebastián, Isabela, Villalba y Comerío. 

Previo a la visita a Comerío, Jaresko se había reunido en Orocovis e Isabela con los 10 alcaldes. Ahora, se informó, comienzan las reuniones individuales con cada alcalde siendo Santiago  el primero. 

En la Casa de la Cultura, Santiago se disponía a explicarle a Carrión y Jaresko cómo se afectaría su pueblo si, en efecto, se invalida la ley que exime a los municipios de pagar el plan de salud del gobierno y el pago de las pensiones a través del llamado PayGo. 

La JSF le exige al Gobierno que consiga el dinero para el financiamiento de ese estatuto o lo invalidará.


💬Ver 0 comentarios