Joel Franqui aseguró que su proyecto de ley era voluntario y que no obligaba a los ancianos a entregar sus casas a cambio de servicios sociales. (GFR Media)

El representante Joel Franqui Atiles decidió retirar un proyecto de ley que permitiría a los ancianos donar sus viviendas a cambio de tener acceso a servicios sociales.

De acuerdo al legislador, hubo confusión en redes sociales con su iniciativa, que era de carácter voluntario.

"Se ha tergiversado el fin de la medida para crear confusión, alegando que la intención era quitarles las casas a los ancianos. Nada más lejos de la verdad. En primer lugar, la medida establece, claramente, que es una propuesta voluntaria, no se obligaría a nadie. En segundo lugar, es una realidad el aumento de casos de adultos mayores abandonados por sus hijos, por sus familiares inmediatos, viviendo en condiciones deplorables. Esto lo vemos reseñado casi a diario en los diferentes medios de comunicación en la isla", aseveró el representante.

La medida establece que las personas de edad avanzada podrán "dar en pago por concepto de servicios de salud, cuidado médico, asistencia y ama de llaves que ofrezcan los municipios, su propiedad mediante escritura de donación condicionada", recordó.

En la escritura de donación condicionada se establecería que el servicio se mantendrá vigente mientras el beneficiario siga con vida y que el mismo será óptimo a favor de la persona.

De acuerdo con la medida presentada por Franqui Atiles, de incumplirse las condiciones de la donación la propiedad retornaría al titular o a sus herederos.

El proyecto establece, además, que de ocurrir una violación a las condiciones establecidas en la escritura, cualquier persona que tenga conocimiento propio y personal, podrá comparecer ante el Tribunal de Primera Instancia y solicitar que se anule la donación.

"Estas personas requieren de servicios médicos, asistencia y ama de llaves en sus hogares para poder subsistir. No obstante, carecen de los recursos económicos para sufragar los mismos. Los gobiernos municipales ofrecen este servicio, sin embargo, muchos ancianos no lo pueden costear", sostuvo Franqui Atiles.

"Por otro lado, vemos que se critica, pero no se ha podido resolver este problema que, lamentablemente, ha ido en aumento", indicó el legislador, al tiempo que aseguró trabajará en otras iniciativas relacionadas para beneficio de esta población.

La legislación de Franqui Atiles provocó severas críticas en las plataformas sociales, así como por parte de la oposición política.

Por ejemplo, entre los detractores de la propuesta estuvo la senadora y exprocuradora de las personas de edad avanzada, Rossana López, quien sugirió que la medida parte del desconocimiento.

"Este es el resultado de una ignorancia profunda sobre la realidad que viven las personas de edad avanzada en Puerto Rico. Pareciera que el representante aplicó el concepto comercial de 'reverse mortgage' a la salud de las personas de edad avanzada y eso es terrible, demuestra la falta de responsabilidad en algunos miembros de la Legislatura”, aseguró la senadora.


💬Ver 0 comentarios