Durante la emergencia del huracán María, Carmen Yulín Cruz fue una voz crítica del gobierno de Donald Trump por su falta de agilidad a la hora de atender la crisis (GFR Media) (semisquare-x3)
Durante la emergencia del huracán María, Carmen Yulín Cruz fue una voz crítica del gobierno de Donald Trump por su falta de agilidad a la hora de atender la crisis (GFR Media)

Washington - La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, vio ayer como un paso positivo la posible demanda judicial que ayuda a preparar el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la lenta e ineficiente respuesta del gobierno federal a la emergencia causada en Puerto Rico por el huracán María.

Cruz, quien inicialmente dio la voz de alarma desde Puerto Rico en torno a la falta de celeridad del gobierno de Trump en los momentos más críticos de la emergencia, consideró que “cualquier esfuerzo que sirva para señalar la injusticia, la indignidad, el atropello y el abandono que el presidente Trump y su administración cometieron contra el pueblo de Puerto Rico que costaron vidas, es bueno”.

“Sin entrar en los méritos y las posibilidades de una acción judicial del gobernador (Cuomo) contra el presidente, y su administración, mantener el tema de Puerto Rico en Estados Unidos y de manera internacional es lo que se necesita”, agregó Cruz.

El gobernador Cuomo anunció el domingo que liderará un esfuerzo para que puertorriqueños desplazados por el huracán María demanden al presidente Trump y al gobierno federal, por entender que la Isla recibió un trato discriminatorio durante la emergencia causada por el huracán María, que el gobierno de la Isla acepta  causó cerca de  2,975 muertes.

“Trump nunca trató de ayudar a Puerto Rico. Florida recibió atención, Texas recibió atención, y Puerto Rico recibió el extremo corto. Eso no solo es incorrecto, inmoral y despreciable, también es ilegal”, sostuvo Cuomo al ofrecer un mensaje en una iglesia del condado de El Bronx.

Cuomo, quien aspira a la reelección, hizo el anuncio en momentos en que se acercan las primarias demócratas estatales neoyorquinas, previstas para el 13 de septiembre y en las que se enfrenta a Cynthia Nixon, liberal y muy conocida por la serie de televisión “Sex and the City”.

Las expresiones de Cuomo marcan una brecha con el gobernador Ricardo Rosselló. Contrario a Cuomo, Rosselló – aunque ha criticado al Cuerpo de Ingenieros y las restricciones impuestas de cara a los desembolsos federales-, ha señalado que el presidente Trump proveyó todo lo que él le solicitó.

Para Rosselló, quien ayer no hizo comentarios sobre el anuncio de Cuomo, las deficiencias en la respuesta federal son culpa del status colonial de la Isla, no del inquilino de la Casa Blanca.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, también ha evitado echarle culpas al presidente Trump, quien considera ha sido generoso con la Isla.

González ha destacado que FEMA ha reconocido, en su informe sobre los desastres naturales de 2017, que no tenía suficientes abastos almacenados para atender como era debida la catástrofe ocurrida en la isla.

El gobernador de Nueva York ha presentado como argumentos para una posible demanda que Puerto Rico tuvo que esperar por lo menos tres semanas para recibir sobre 70 helicópteros federales “para salvar vidas y entregar suministros”, mientras que nueve días después del huracán Harvey, en Houston (Texas) habían 73.

Un análisis de la publicación Politico reveló en marzo que 9 días después de Harvey, FEMA  había aprobado $141.8 millones en asistencia para familias e individuos damnificados por el huracán Harvey, frente a $6.2 millones para las víctimas de María.

En ese mismo periodo de tiempo, FEMA proveyó en Houston 5.1 millones de comidas, 4.5 millones de litros de agua y sobre 20,000 lonas azules.

Como muestra adicional, nueve días después del huracán Harvey, el gobierno federal tenía 30,000 funcionarios en la región de Houston, frente a solo 10,000 en la Isla para atender la emergencia provocada por la furia del huracán María.

Para el presidente del condado de El Bronx, el boricua Rubén Díaz, hijo, la intención de Cuomo de promover una demanda en contra del presidente Trump “marca un paso importante para asegurar que nuestros hermanos y hermanas reciban la asistencia y el respeto que se merecen”.

“La disparidad entre la respuesta de Washington al huracán Harvey y la del huracán María, es vergonzosa”, sostuvo, por su parte, el representante estatal neoyorquino Marcos Crespo, también de origen boricua.


💬Ver 0 comentarios