Vista de una de las residencias que tras el temblor se cayó. (Ramón Tonito Zayas)

Tras los movimientos telúricos que han ocurrido en los pasados días, la Asociación de Constructores de Puerto Rico (ACPR) se muestra solidaria con todas las familias que han sido afectadas y exhortó a la ciudadanía a evaluar sus planes de contingencia, según la situación y el entorno donde viven.

Alfredo Martínez -Álvarez, Jr., presidente de la ACPR, señaló que, si bien conlleva una acción responsiva inmediata para atender estas familias, no es menos cierto que todos, tenemos que estar preparados en caso de que estos eventos sigan repitiéndose.

“En la medida en que nos enfrentamos a riesgos naturales, el gobierno central y los municipios deben priorizar en cómo atender los problemas estructurales de muchas viviendas que están ubicadas en zonas susceptibles y que, en muchos casos, han sido construidas sin la evaluación de ingenieros estructurales o civiles. En este momento nada puede ser más importante que la seguridad y protección de nuestros ciudadanos”, aseguró Martínez-Álvarez, Jr.

“Es necesario, además, que se oriente a la ciudadanía sobre la importancia de cumplir con los códigos de construcción vigentes, que resultan ser una herramienta para la protección de la vida y propiedad en nuestro país. Como organización, estamos en la disposición de continuar colaborando con el gobierno, así como con entidades sin fines de lucro para que nuestra ciudadanía esté mejor informada y pueda tener acceso a vivienda y construcciones seguras”, concluyó el presidente de la ACPR.


💬Ver 0 comentarios