La escuela Juan B. Huyke en Puerto Nuevo. (Xavier Araujo)

En momentos en que sonó el timbre para el inicio de clases en las primeras 177 escuelas después de los sismos, la Asociación de Maestros exigió hoy que se publiquen ya los informes preparados por ingenieros sobre esos y todos los planteles que hayan sido inspeccionados.

También reclamó que se informen ya las medidas correctivas que fueron sugeridas por los peritos al gobierno de Puerto Rico.

"Pedimos que no haya prisa para el proceso del inicio escolar, que se garantice que el inicio es seguro para los niños y que se pueda restablecer el sistema de forma escalonada para evitar desgracias", expresó Elba Aponte, presidente de la Asociación de Maestros.

Aponte y otros miembros del sindicato visitaron varias escuelas esta mañana, incluyendo la escuela Juan B. Huyke de Puerto Nuevo, donde conversaron con la administración, profesores y familiares de estudiantes.

Temprano en la mañana, los niños eran llevados por primera vez desde que la actividad sísmica que afectó a la isla desde principios de este mes, aunque los daños principales se han registrado en el sur y suroeste de Puerto Rico.

Ante ese escenario, el Departamento de Educación ha comenzado la reapertura de escuelas en regiones alejadas del epicentro, después de recibir las certificaciones preparadas por peritos.

Como en otras escuelas, en la Hukye comenzaron los niños de kinder a tercero. Allí estuvieron principalmente en periodos salones hogares para trabajar dinámicas dirigidas a que los niños expresen su sentir sobre todo lo que ha acontecido en el país con los sismos.

Después de todo lo que se ha discutido públicamente sobre la seguridad de las escuelas, algunos padres que dejaban a sus hijos no podían evitar salir con la incógnita sobre si los están dejando en un lugar completamente seguro ante un sismo mayor.

"Claro, uno siempre se queda con la angustia de dejarlos, pero... es estar pendiente", manifestó Katherine Jiménez, luego de dejar en el salón de clases a su hija en el salón de tercer grado. "Los días que tenga libre, pues venir a verla y estar por aquí cerca, dejándole un teléfono en el bulto para que se comunique y llamarla, y tener claro dónde nos vamos a encontrar en caso de una emergencia".

Señaló que durante la orientación les hablaron de unas grietas, una en una rampa y otra en la estructura principal.

"Pero, pues, no podemos hacer nada más, porque no pueden perder el semestre. Es estar pendiente", agregó.

Por su parte, Franchesca Ortiz dijo que dejaba a sus dos hijas y sobrina "un poco preocupada por esta situación que está pasando, pero confiada en Dios de que no pase nada mayor".

"Pero pienso que Educación debe estar más pendiente a las escuelas y darles prioridad a esas escuelas que han sido afectadas", añadió. "Nada, hay que tratar de volver a la normalidad poco a poco... Estamos bien pendiente".

Dijo que al menos oriento a sus hijas, por lo que ellas se quedaron tranquilas, mientras que aseguró estar satisfecha con el plan de desalojo del plantel.

Durante la visita de la Asociación de Maestros, se pudo observar a varias madres que hablaban con la directora de la región de San Juan, Lydia Báez, quien dijo haber recogido recomendaciones para implementarlas.

Báez también dijo que iba a emitir unas recomendaciones suyas a la escuela, como la colocación de señales más visibles para indicar las rutas de desalojo y garantizar que los portones estarán abiertos.

"Las preocupaciones han sido el plan de desalojo, que los padres sepan qué hacer ante cualquier situación. Me piden que si se pueden reforzar las escuelas, si los portones estarán abiertos... todo eso se va a trabajar y se va a ver qué se puede corregir de ese plan", comentó Báez, al indicar que harán simulacros.

Báez también fue abordada por una maestra que se mostró preocupa por desconocer si esa escuela es de "columna corta" o no, a lo que le contestó que esa información será publicada pronto por el Departamento de Educación.

El tema de la columna corta ha resurgido en relación a los sismos, en la isla, pues por décadas diversos especialistas han denunciado públicamente que los edificios con esa particular estructura no son seguras en caso de un movimiento telúrico mayor.

"En la región de San Juan tengo 130 escuelas y un instituto tecnológico. Las escuelas que tienen columna corta, los ingenieros las identificaron y establecieron un plan de acción", dijo Báez.

"Mayormente son escuelas de (la Autoridad de) Edificios Públicos (AEP). Ahora mismo tengo 67 escuelas con certificaciones que son aptas. De esas tengo como ocho con columnas cortas. Se identificaron y se va a trabajar con eso", afirmó.


💬Ver 0 comentarios