La directora de Turismo, Carla Campos.

La directora de la Compañía de Turismo, Carla Campos, reveló este lunes que ella y empleados de esa corporación pública abordaron ayer, domingo, el crucero Costa Luminosa en el que viajaba una turista que permanece recluida en un hospital de la isla ante la sospecha de contagio con el coronavirus COVID-19.

Sin embargo, Campos aseguró que previo al abordaje se tomaron todas las medidas de seguridad para evitar cualquier contagio con el virus.

“No hay nada que temer. Carla, gracias a Dios, está muy bien. Tenemos fe que todas las pruebas que se le han hecho a la ciudadana que está hospitalizada sean negativas al COVID-19. No hay nada que temer”, dijo la gobernadora Wanda Vázquez Garced en entrevista televisiva (Telemundo).

Entretanto, Campos precisó que previo a su abordaje consultó con la epidemióloga Melissa Bello, para saber cuál era el protocolo que debía seguir.

“Fue una visita breve, de unos 20 minutos donde no hubo interacción con pasajeros y se hizo la protocolar entrega de placas. En ese proceso no interactuamos con personas que tenían síntomas”, explicó la funcionaria.

Agregó que, posteriormente, cuando se supo que una turista italiana presentaba síntomas sospechosos de coronavirus, se comunicaron con personal del Departamento de Salud para “que nos informaran qué debíamos hacer con los empleados que habían subido” a la embarcación.

Campos reconoció que de haberse conocido que la embarcación tenía un pasajero sospechoso con coronavirus, se hubiese activado el protocolo para atender esos casos y se hubiese desistido de hacer la ceremonia protocolar con los miembros de la tripulación del crucero.

La epidemióloga sostuvo que el riesgo de contagio de las personas que entraron al crucero “no es que no es cero, pero es bajo”. Sostuvo que sus expresiones estaban cimentadas en expresiones públicas de los directivos de la Organización Mundial de la Salud.

La turista italiana permanece hospitalizada en el Hospital Ashford, en Condado, y se espera por los resultados de la prueba para determinar si padece o no de coronavirus. La mujer formaba parte de los pasajeros de la nave Costa Luminosa. Unas 1,300 pasajeros y 410 miembros de la tripulación desembarcaron ayer en el Viejo San Juan, según Turismo.

El esposo de la turista, aunque no tiene síntomas, también está aislado.

El protocolo establecido por el gobierno para lidiar con este virus requiere que un caso sospechoso debe ser llevado a una instalación médica y ser aislado al tiempo que es sometido a una prueba para detectar si es o no coronavirus.

El protocolo establecido por el Departamento de Salud, con el consejo de las autoridades federales, establece que la prueba para detectar el virus tiene que ser procesada por el Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta.

La gobernadora recalcó que tan pronto se tenga el resultado de la prueba administrada a la turista y a su esposo, lo harán público.

Reiteró que se intensificó el protocolo para someter a pruebas a toda persona que presente síntomas asociados con el coronavirus, independientemente de dónde provengan.

Cuestionada sobre la incredulidad que siente una parte del pueblo con respecto a la información provista por el gobierno, Vázquez Garced aseguró que proveen toda la información.

“Por eso estamos nosotros aquí disponible para contestar las preguntas. Quiero que el pueblo de Puerto Rico esté tranquilo”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios