La gobernadora ofreció su conferencia de prensa junto al secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado. (Vanessa Serra Díaz)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció hoy, sábado, que aunque no se ha confirmado ningún caso en la isla de COVID-19, la nueva cepa de coronavirus, el gobierno se mantiene alerta ante la eventualidad de que surja algún contagio.

Junto a varios de los componentes de un grupo de trabajo gubernamental o “task force”, creado la semana pasada para delinear las guías a seguir en caso de que surja un caso el país, la gobernadora le pidió a la ciudadanía que mantenga la calma, pero esté alerta a la información oficial que surja sobre la evolución de esta enfermedad.

Vamos a vivir normal, lo que estamos haciendo es un llamado a tener unas precauciones”, manifestó la mandataria.

Además, Vázquez Garced le pidió a la ciudadanía que evite viajar a países en los que se ha confirmado transmisión comunitaria, o de persona a persona. Es decir, personas que no tienen historial de viaje a países como China, Irán, Italia, Japón y Corea del Sur, pero que han tenido contacto con personas contagiadas.

“Es recomendable viajar, lo que hay que tener es mucho cuidado de a dónde vamos a ir”, dijo la primera ejecutiva.

Sus expresiones surgen justo el mismo día en que el presidente Donald Trump confirmó la primera muerte por esta enfermedad en Estados Unidos. El caso ocurrió en el estado de Washington y corresponde a un hombre de unos 50 años que viajó a Corea del Sur, donde se desata un brote del virus. El hombre estaba en cuarentena domiciliaria.

Ayer, se informó que Puerto Rico se encuentra en Nivel 3 de Activación, en una escala de riesgo que mide el peligro de contagio del virus.

Jessica Cabrera, directora de la Oficina de Bioseguridad de Salud, explicó que este es el nivel más leve de un total de tres y significa que debe haber comunicación al público sobre el riesgo de esta enfermedad. También, incluye la actualización de inventarios de artículos que pudieran urgir, tomar medidas de prevención y acciones necesarias para la identificación temprana de un caso.

Por otra parte, la epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, informó que tres de las cuatro personas que fueron puestas en vigilancia preventiva ya salieron del aislamiento domiciliario en que estaban tras regresar de China, aunque ninguno de ellos con síntomas catarralesasociados con el virus. El cuarto caso, dijo, debe salir de observación el próximo 9 de marzo, cuando se cumple el período de cuarentena desde el día que salió de China.

Sobre la posibilidad de que llegue al país un posible caso proveniente de algún vuelo que no haga escala en Estados Unidos, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, descartó este escenario. El funcionario comentó que hay 11 aeropuertos en Estados Unidos donde se hace cernimiento de casos sospechosos provenientes de los países identificados con transmisión.

Ayer, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) mantenía ayer en Nivel 3 de Viaje, que es la alerta máxima, a Irán, Italia, Corea del Sur y China. A estos países no se recomienda viajar fuera de “viajes esenciales”. Mientras, Japón se mantenía ayer en Nivel 2, en el que se exhorta al viajero a tener precaución y definir si el viaje es esencial o no. Hong Kong, mientras tanto, se mantiene en Nivel 1, lo que implica que el viajero tome precauciones en este destino para evitar contagios.

Carla Campos, directora de la Oficina de Turismo, invitó a la ciudadanía a estar pendientes a alertas y avisos de viaje que se colocan en la página www.travel.gov.

“Si está enfermo, no se recomienda viajar”, subrayó.

Por su parte, Jaime Plá, de la Asociación de Hospitales, reiteró que los hospitales del país se encuentran preparados para recibir algún caso de COVID-19 que surja. Durante la conferencia de prensa, se informó que, en Puerto Rico, hay 380 cuartos de aislamiento donde podrían ubicarse posibles casos de esta enfermedad.

Plá comentó que, en estos cuartos, también se reciben pacientes de otras condiciones, lo que incluye tuberculosis y sarampión.

“Los hospitales todos los días reciben pacientes que necesitan aislamiento”, expresó.

La semana pasada, el Departamento de Asuntos del Consumidor anunció la congelación de precios de artículos de protección e higiene personal “en apoyo a las medidas preventivas ante amenaza de pandemia de COVID-19”. Mascarillas, guantes de vinil, artículos de limpieza del hogar, analgésicos y anticatarrales son algunos de los productos incluidos.

Ayer, Cabrera reiteró que las mascarillas quirúrgicas, las de color azul, son las que se utilizarían en los hospitales para pacientes con sospecha del virus. Mientras, las tipo respirador (N-95 o N-100) son para el personal hospitalario, enfatizó.

Fiebre, tos y dificultad respiratoria son síntomas que han sido asociados con esta enfermedad. Según la enciclopedia médica Medlineplus, los coronavirus son una familia de virus que pueden afectar a personas y animales con el potencial de causar enfermedades respiratorias de leves a moderadas. En algunos pacientes, podrían haber complicaciones de salud, especialmente en poblaciones vulnerables.


💬Ver 0 comentarios